15 de enero 2024 - 14:24

Malas noticias para soja: baja la cosecha en Brasil y se derrumban los precios en Uruguay

En un marco internacional complicado para el negocio del agro, bajan los precios de la soja y el maíz.

Los precios de la soja se percibieron a la baja la semana pasada. 

Los precios de la soja se percibieron a la baja la semana pasada. 

Foto: Freepik

Mientras que en el Uruguay se espera una buena cosecha de soja y maíz, en Brasil las condiciones meteorológicas comprometen las expectativas de la zafra de este año; en tanto, los precios internacionales se percibieron a la baja afectando los valores nacionales.

La cosecha de soja de Brasil en 2023/24 alcanzará los 150,1 millones de toneladas métricas, dijo el lunes la consultora AgRural, rebajando una previsión de diciembre de 159,1 millones de toneladas a medida que avanza la recolección en el principal proveedor mundial de la oleaginosa.

La consultora citó condiciones meteorológicas adversas como causa de la rebaja. Sin embargo, hasta el pasado jueves se había recogido el 2,3% de la cosecha de soja, superando el 0,6% cosechado en la misma fase de la campaña anterior, según AgRural.

Además de reducir las previsiones de producción en el estado de Mato Grosso, el principal productor, AgRural también recortó las expectativas de producción en varios otros estados. Se trata principalmente de Paraná, Mato Grosso do Sul, Goias, Sao Paulo y Minas Gerais, donde las altas temperaturas y las lluvias irregulares han causado pérdidas de cosechas.

¿Qué pasa con el maíz?

A medida que se retira la soja de los campos, los agricultores brasileños también empezaron a plantar la segunda cosecha de maíz de 2023/24, que representa cada año alrededor del 75% de la producción nacional. Este cultivo se realiza en los mismos campos que la soja. Según AgRural, hasta ahora se ha plantado alrededor del 0,4% del maíz de segunda cosecha de Brasil.

Al mismo tiempo, la recolección de la primera cosecha de maíz de 2023/24 alcanzó el 5,1% de la superficie cultivada en la región Centro-Sur de Brasil, frente al 3,3% de la semana anterior y el 4,5% un año antes, dijo AgRural.

En lo que respecta a Uruguay, el último informe correspondiente a la Encuesta de Primavera realizada por la Dirección de Estadísticas del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (DIEA-MGAP) destaca un nuevo aumento en el área proyectada de maíz, que superaría las 213.000 hectáreas, lo que representa la mayor área para este cultivo desde los años 1970. En el caso de la soja, estima que el área se ubicará en un 1.065.000 hectáreas, superficie levemente superior a la registrada el año anterior.

Un contexto atravesado por la baja de precios

Los precios de los granos registraron este viernes una caída generalizada en el mercado de Chicago, que llevó a la soja y al maíz a precios mínimos de hace dos y tres años respectivamente, tras la publicación del informe de oferta y demanda mundial del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

La USDA informó que las existencias de maíz del país aumentaron a sus niveles más altos desde 2018. Mientras que el valor de la soja bajó luego de que los operadores se apresuraron a deshacerse de sus posiciones después de que el gobierno informara de cosechas brasileñas más grandes de lo esperado, así como mayores niveles de rendimiento y producción en Estados Unidos para la cosecha recién recolectada.

La oferta mundial de cereales se está volviendo más abundante tras la escasez provocada por la guerra en Ucrania, uno de los principales productores de maíz y trigo, y las condiciones meteorológicas desfavorables.

En Estados Unidos, una cosecha récord de maíz en 2023 y ventas de exportación mediocres han contribuido al aumento de las existencias y han llevado a siete contratos de futuros de maíz a nuevos mínimos, incluidos los más activos de marzo , mayo y septiembre. Los futuros del trigo también bajaron, lastrados por los del maíz y la soja.

"La conclusión es muy sencilla: Ahora mismo estamos produciendo más que nuestra demanda, y eso está presionando a todo el mercado", dijo Karl Setzer, socio de Consus Ag Consulting a Reuters.

El contrato de maíz más activo en la Bolsa de Chicago (CBOT) bajaba un 2,62% a 4,4575 dólares el bushel a las 1806 GMT. El contrato de soja más activo perdía un 2% a 12,1175 dólares el bushel, mientras que el trigo cedía un 1,16% a 5,9675 dólares el bushel.

"De cara al futuro, estamos trabajando con balances bastante pesados, no sólo para el maíz, sino también para la soja", dijo Terry Reilly, estratega agrícola de Marex Capital. "Eso va a marcar la pauta de precios más bajos en 2024 en relación con 2023".

Dejá tu comentario

Te puede interesar