Nascar violento: un toque derivó en una multitudinaria pelea

Deportes

Tres pilotos y sus respectivos equipos, protagonizaron una multitudinaria pelea en la Sprint Cup del Nascar que se corrió en Texas.

El incidente ocurrió luego que Brad Keselowski de Ford chocara con el Chevrolet de Jeff Gordon, provocando que sufriera un corte en una de sus llantas, finalizando la carrera en el puesto 29º e hipotecando sus opciones al título.

Cuando la carrera finalizó, Gordon se dirigió automáticamente al boxes de Keslowski para recriminarle su actitud en la pista. En ese instante, apareció Kevin Harvick, que finalizó segundo, y empujó al piloto de Ford y desatar la ira de todos.

Una trifulca que incluyó golpes con un candado y una multitud involucrada.

"Estaba corriendo con una excavadora", justificó Harvick su agresión al campeón de 2012.

Gordon por su parte también lanzó sus dardos hacia Keselowski y añadió: "Es un cretino. Es la manera que usa para correr, no sé como pudo ganar un campeonato. Estoy cansado y enfermo de esto. Él se mete en este tipo de situaciones y tiene que pagar las consecuencias. Para él es sólo un incidente en la carrera, pero para mí, es un montón de basura".

"(Gordon) dejó un hueco y se supone que uno debe aprovecharlo (...) No voy a retroceder ante nadie. Estoy aquí para ganar y eso significa conducir más rápido y fuerte que los demás competidores", se defendió el acusado y ganador de las 500 millas de Texas.

Dejá tu comentario