"No se me va a subir nada a la cabeza"

Deportes

El juvenil delantero Lionel Messi, que atraviesa por un excepcional momento en Barcelona de España, señaló que no teme "marearse", por los elogios que recibe, al tiempo que garantizó que seguirá "trabajando con humildad y tratando de aprender cada día más".

En declaraciones telefónicas a una radio, Messi aseguró: "no se me va a subir nada a la cabeza de todo lo que están diciendo ahora de mí", en relación con las elogiosas críticas que se reflejan en las páginas de los diarios españoles.

"Tengo bien en claro que no puedo marearme por todo lo que dicen ahora de mí... además, el apoyo de mi familia, que está conmigo, es siempre muy importante para eso", añadió Messi, de 18 años.

El delantero, que jugó en las divisiones inferiores de Newell's Old Boys, llegó a España con su padre, Jorge, quien iba a trabar a Europa y hoy es la persona que representa sus intereses.

Además, junto a Messi viven en España, su madre, un hermano casado y un sobrinito de apenas unos meses.

El chico rosarino admitió que "es muy importante, muy hermoso" que lo comparen con figuras internacionales como el brasileño Ronaldinho, aunque admitió que todavía le falta "mucho".

Messi, campeón del Mundo este año con el seleccionado Sub-20 en Holanda, reiteró: "gracias a Dios, tengo a toda a mi familia conmigo y si me llego a desviar de carril me encaminarán enseguida".

Dejá tu comentario