15 de marzo 2016 - 00:13

San Lorenzo recibió otro mazazo sobre el final que lo deja casi afuera de la Copa

Belluschi se agarra la cabeza, Mas mira al vacío y Romagnoli se retira con la cabeza gacha. San Lorenzo volvió a fallar en el final y le robaron dos puntos que los deja casi fuera de la Copa Libertadores.
Belluschi se agarra la cabeza, Mas mira al vacío y Romagnoli se retira con la cabeza gacha. San Lorenzo volvió a fallar en el final y le robaron dos puntos que los deja casi fuera de la Copa Libertadores.
Con la suerte esquiva ya que dominó siempre el trámite y se le escapó sobre el final, San Lorenzo igualó 1 a 1 frente a Gremio en el estadio Pedro Bidegain y se complicó su clasificación en el Grupo 6 de la Copa Libertadores de América.

Néstor Ortigoza, de penal, a los 3 minutos de la primera etapa puso al local en ventaja y el ingresado Lincoln, a los 44 de la segunda, empató para el visitante.

San Lorenzo fue agresivo en los 45 minutos iniciales y contó con chances para liquidar el pleito, mientras que en el complemento fue más ordenado pero menos punzante, al punto tal que en el único ataque del rival la pelota terminó dentro del arco.

Con este resultado, el equipo que conduce Pablo Guede necesitará ganar los dos partidos que quedan ante Toluca de visitante y frente a Liga de Quito en el "Nuevo Gasómetro" y esperar una serie de resultados para aspirar a acceder a la próxima instancia.

Apenas arrancado la etapa inicial, San Lorenzo contó con el beneficio de poder marcar en la primera chance que tuvo.

Y de la jugada participaron dos de sus hombres fundamentales: Ezequiel Cerutti metió un pase filtrado y Marcelo Oliveira se lo llevó por delante de manera atolondrada a Fernando Belluschi para generar el penal que Ortigoza, fiel a su estilo, cambio por gol.

A partir de ese momento, cuando se presumía que el local podía aprovechar el envión y padecerlo el visitante, el conjunto brasileño fue el que comenzó a manejar el trámite.



San Lorenzo perdió la pelota y se sabe que sin ella no suele defender bien, ya que sus líneas otra vez volvieron a estar "largas".

Gremio tuvo facilidades y espacios, pero eso derivó tan sólo en una chance clara para marcar.

En cambio, el equipo "Azulgrana" tuvo un contragolpe clarísimo que Martín Cauteruccio no pudo terminar ya que Marcelo Grohe le tapó su remate.

En el último cuarto de hora de la primera etapa, San Lorenzo volvió a tener la pelota a partir del crecimiento de la dupla Belluschi-Ortigoza en la mitad del campo y de Cerutti, que enloqueció a Marcelo Olivera cada vez que quedaba mano a mano como extremo derecho.

Además, el local comenzó a proyectar a sus laterales Julio Buffarini y Emmanuel Mas y en más de una ocasión contó con superioridad numérica en ofensiva.



Claro que falló en la definición, ya que tuvo cuatro chances claras para convertir, entre ellas un tiro en el travesaño del exdefensor de San Martín de San Juan.

En el complemento, se vio otro San Lorenzo, con menos dinámica en ofensiva, pero más orden a la hora de defenderse.

Así las cosas, trató de conservar la tenencia del balón y sus futbolistas apelaron a pegajosas marcas hombre a hombre que neutralizaron a Gremio.

De hecho, el conjunto brasileño ni con los cambios que realizó Roger Machado pudo sentirse cómodo y ser profundo.

Por su parte, se vio a un San Lorenzo más pensante y menos frenético, al punto que sólo tuvo una chance clara para marcar, de un contragolpe muy bien manejado por Belluschi y Mas, pero que el ingresado Leandro Romagonoli definió por encima del travesaño.

Cuando todo hacía prever que el local se iba a quedar con la victoria, una mala entrega de Mas derivó en un contragolpe que Lincoln definió luego de un rebote.

Con este escenario, Guede mandó a la cancha a Nicolás Blandi para aprovechar el juego aéreo en los últimos minutos, pero la suerte no estuvo de su lado: Mauro Matos bajó una pelota y Matías Caruzzo remató desde la puerta del área chica, aunque Grohe tapó una pelota clave.

Dejá tu comentario

Te puede interesar