Cayó actividad en todos los sectores en enero

Economía

Los primeros informes sobre la evolución de la economía en enero de 2002 confirman la violenta caída que mostrarán todos los índices. Según publicó ayer el estudio Orlando Ferreres y Asociados, el Indice General de Actividad (IGA) que prepara esa entidad, arrojó una caída de 10,9% en un año, mientras que frente a diciembre de 2001 la baja llegó a 1%, siempre en términos desestacionalizados. Según el informe, «la mala performance de la actividad estuvo en línea con la debilidad de la demanda interna que se viene mostrando desde el año pasado», agravado por las «pérdidas patrimoniales que provocó la salida de la convertibilidad, la instalación del 'corralito' restrictivo, la demora del gobierno en anunciar un plan orgánico y los fuertes cambios en las reglas de juego».

• Construcción

Sectorialmente, y tal como lo adelantó este diario el lunes pasado, «en enero de 2002 todos los sectores presentaron un menor nivel de actividad que en enero de 2001», incluso aquellos que a fines del año pasado mostraban algún tipo de mejora.

De todos los rubros, el de la construcción es el que más sufre la recesión, ya que dentro del IGA muestra una caída de 36% anual. La intermediación financiera fue otro de los rubros que más pérdidas padecieron. Según el informe «la constante reducción que mostraron las carteras bancarias en 2001, hacen que la comparación interanual arroje una caída de 19%». En el informe se afirma además que «para enero también se estiman menores ingresos por comisiones y en el sector previsional una merma en la cantidad de aportantes a las AFJP». Dentro de la industria manufacturera, dentro del IGA se observó una reducción de 14% anual contra enero del año pasado. La caída de la demanda local y las fuertes pérdidas del sector automotriz fueron los principales factores que provocaron la violenta caída en la industria.

El trabajo menciona además que el comercio sigue cayendo «por el menor ingreso de la población, ahora agravado por el aumento de precios». Lógicamente también hubo pérdidas en la actividad inmobiliaria, «afectada por la persistencia del 'corralito'» y en el consumo de electricidad, el último sector con algún índice positivo en 2001.

Las perspectivas para el IGA en el resto del año son, según el informe, «malas», ya que «el PBI caerá 8%». La explicación para esta caída la marca el dato del «bajo nivel de actividad con que arranca el año» y la «falta de crédito» ya que «tanto el 'corralito' como la pesificación de los depósitos y de los préstamos bancarios y no bancarios destruyeron la confianza de los ahorristas, lo que limitará por un buen tiempo el flujo de fondos necesarios para que exista una expansión del crédito».

Dejá tu comentario