El Banco Central recompró el oro que vendió Macri

Economía

La última operación data de abril del año pasado. Según datos internacionales, el stock de Argentina se ubica en casi 62 toneladas (esto equivale a casi u$s4.000 millones). En el ranking mundial es el 47°.

En el mundo volvieron a tronar los tambores inflacionarios. Así, el oro va recobrando cierto protagonismo. De esta manera, los bancos centrales vuelven a mirar al metal precioso como opción para diversificar reservas. Si bien no es el caso del BCRA, dado que no tiene holgura como para destinar recursos a incrementar sus tenencias de oro, en medio de la pandemia “recompró” parte de ellas.

Así lo muestra el monitoreo que realiza el mercado de metales londinense, el mayor del mundo, sobre las tenencias de oro de los bancos centrales donde Argentina volvió a exhibir una posición en oro de 61,7 toneladas cuando explotó la pandemia global. Los registros oficiales revelan que en abril del año pasado el BCRA “recompró” 5 toneladas y así recuperó el stock de 61,7 toneladas que ostenta desde el tercer trimestre del 2011.

Vale recordar que durante la gestión de Cambiemos el BCRA utilizó parte de las reservas de oro para realizar operaciones financieras con el fin de sacarle algún rendimiento extra a los lingotes. Fue así que se llevaron a cabo operaciones de swap, la primera en octubre de 2016 pergeñadas por Agustín Collazo (jefe de la mesa) y Demian Reidel (vicepresidente). Como se tratan de swap, o sea, de operaciones simultáneas de compraventa el stock no acusa recibo. Fueron varias transacciones incluso hasta el fin del mandato de Macri. Por excelencia apostaban al “carry trade” en mercados internacionales.

Estas operaciones se basan en tomar deuda en una divisa con una baja tasa de interés para colocar dichos fondos en otra que ofrece mayores rendimientos. Luego se vende el activo para saldar la deuda y queda a favor el diferencial de tasas. En el caso de las operaciones con oro se realiza una venta en el mercado spot (o presente)y simultáneamente la recompra futura de la posición equivalente. Con la liquidez obtenida se deciden colocaciones en un activo que ofrece mayor tasa de interés. Cabe señalar que la posición de oro del BCRA es tanto en físico (estoqueado en la bóveda del Central) como en certificados.

Desde que asumió la coalición Frente de Todos hubo una “venta” en diciembre de 2019 de 6,8 toneladas que fueron “recompradas” en enero del 2020. Luego en marzo se repitió el mismo movimiento pero con 5 toneladas, que en abril fueron recompradas. Desde entonces el BCRA parece haber suspendido estas operaciones para priorizar la disponibilidad total del stock de reservas en oro ante la embestida de la pandemia y la pérdida de reservas líquidas.

El stock de reservas en oro del BCRA ocupa el puesto 47° en el ranking mundial, es todavía una herencia del gobierno de Néstor Kirchner y de la gestión de Alfonso Prat Gay en el BCRA. Porque luego de la debacle de la convertibilidad el BCRA dejó de tener reservas en oro, y en 2004 se decidió diversificar las reservas acumuladas que apenas tenían 0,3 toneladas de oro y se compraron 54,8 toneladas. Luego hubo otro fuerte ingreso en 2011 de 7 toneladas alcanzando las 61,7 toneladas. De la región, Venezuela es quien ostenta el mayor stock de reservas en oro, unas 161,2 toneladas (28°), seguida por México 119,9 toneladas (32°), y Brasil con 67,4 toneladas (44°) superando a la Argentina. Claro que para Brasil representan 1,1% de las reservas totales mientras que para Argentina casi un 9% (mientras que para Venezuela el 82,6%).Luego se ubica Ecuador con 21,9 toneladas (63°)y Paraguay 8,2 toneladas (74°).

Dejá tu comentario