Santa Fe: aún sin ley de gasto por tironeos en la Legislatura

Edición Impresa

Santa Fe - La Cámara de Diputados dio media sanción con modificaciones al proyecto de ley de Presupuesto provincial para este año, y ahora vuelve al Senado para ser convalidado. Las tres únicas reformas que se introdujeron en el texto que ya había sido aprobado por la Cámara alta fueron propuestos por la minoría oficialista de Diputados, y consisten en incorporar los fondos para cumplir dos veces al año con la actualización de partidas para comedores escolares y copa de leche, según el índice de costo de vida, elevando de 250 a 500 millones de pesos la posibilidad de endeudamiento en el año fiscal vía letras o pagarés y quitándole las partidas del llamado "plan general de fortalecimiento institucional" para el propio Senado.

A la hora de la votación en Diputados sólo lo acompañaron los 14 representantes del Frente Progresista Cívico y Social y uno del Justicialismo (Ricardo Olivera). El resto eligió levantarse de las bancas, con excepción de tres diputados que fueron por la negativa. El plan de gastos contempla un superávit testimonial de apenas algo más de 63,3 millones de pesos (que surge de restar a los recursos estimados en 40.209 millones gastos por 40.145 millones de pesos) y el destino del 63 por ciento de los gastos totales es salud, educación, seguridad y desarrollo social. Por otra parte, incluye un aumento de la recaudación impositiva de alrededor del 20,9 por ciento.

Mientras se dilata la aprobación de la ley de leyes santafesina, el Gobierno de Antonio Bonfatti debe manejarse con el Presupuesto del año pasado reconducido. Al respecto, la oposición -que encabeza el PJ local- acusó a los diputados oficialistas de dilatar deliberadamente la aprobación definitiva para que la administración socialista pueda ganar al menos cuatro o cinco meses del año con fondos de uso discrecional, ya que al no tener las imputaciones determinadas que fija el Presupuesto, los fondos que ingresan por recaudación pueden ser usados sin dar explicaciones por el Ejecutivo. Con pocas expectativas de que finalmente se convierta en ley esta semana en la Cámara alta, y como la próxima ya es Semana Santa, la iniciativa recién sería debatida finalmente en abril.

En rigor, dos eran las modificaciones que se habían hecho primero en el Senado en diciembre, y que disgustaron al socialismo que ahora intenta revertir: un fondo para obras en los departamentos y la reducción de 500 a 250 millones de pesos del monto autorizado para que el Ejecutivo contraiga endeudamiento.

Dejá tu comentario