Está grave el abogado que se atrincheró en Barrio Parque

Información General

El abogado Gabriel Novaro se encontraba esta tarde en "estado crítico", debido al balazo que le atravesó el abdomen y le dañó un riñón y los intestinos, según el último parte médico.

El jefe de Departamento de Urgencias del Hospital Fernández, Ernesto Ibarra Puente, aseguró esta tarde a la prensa que Novaro se encuentra en "estado crítico, pero estable", internado en "cuidados intensivos y con respirador artificial".

El médico dijo que "la bala atravesó todo el abdomen" y que "se le ha extraído un riñón y hay heridas en intestino".

Debido a esas lesiones Ibarra Puente explicó que Novaro podría padecer "infecciones" como una "complicación".

Por ello, el médico aseguró que habrá que esperar 24 horas para observar su evolución.

"El riesgo de vida es muy grande, no damos porcentajes", dijo el médico.

Ibarra Puente afirmó que la bala extraída le fue entregada al juez del caso, que Novaro quedó internado con custodia policial y que el próximo parte médico será mañana a la mañana.

Antes de que el jefe de Urgencias del hospital diera el parte médico, la Secretaría de Salud porteña difundió un comunicado de prensa en el que informó que al abogado "se le realizó una intervención quirúrgica exploratoria que permitió extraer la bala y evaluar los daños internos producidos por la misma".

"El paciente está alojado en una Unidad de Cuidados Posquirúrgicos dentro de la zona de quirófanos. Su estado continúa siendo crítico", concluye el comunicado.

Novaro se atrincheró hoy en su casa del elegante Barrio Parque de esta capital y comenzó a disparar hacia la calle con armas de fuego, hasta que finalmente, después de siete horas de tensión, fue detenido por personal de la Policía Federal, que entró a balazos a la vivienda, lo hirió y lo dejó en estado crítico.

El abogado quien ya había protagonizado episodio similar hace menos de un año, tuvo que ser internado en el Hospital Fernández, del barrio de Palermo, hacia donde fue llevado en una ambulancia "herido pero con vida".

Según explicó a la prensa el comisario Daniel Rodríguez, jefe de prensa de la Policía Federal, cuando ya todo había terminado, Novaro recibió un balazo a la altura de la ingle, que le afectó toda la región de la cintura.

Luego de que Novaro se resistiese a que la Policía entrara a su casa y de que efectuara decenas de disparos contra la calle, que mantuvieron atemorizados a todos los vecinos de la zona, fue reducido por efectivos del Grupo Especial de Operaciones Federales (GEOF).

Los policías entraron pasadas las 10:00 de la mañana a la casa de la calle Juez Tedín 3089 y lograron reducir al abogado, que tenía gran cantidad de armamento y llevaba puesto un chaleco antibalas.

El comisario Fernández, en una improvisada conferencia de prensa en el lugar de los hechos, dijo que el abogado atacó "con ferocidad" a los policías cuando éstos entraron a su casa, y señaló que se trataba de "una persona que estaba dispuesta a todo".

Además, dijo que no hubo personal policial herido, pese a que poco antes había trascendido extraoficialmente que alguno de los efectivos había resultado lesionado, e incluso esa versión había sido abonada por el periodista Mariano Grondona, vecino de ese barrio de la ciudad.

En ese exclusivo sector de la ciudad viven varias personalidades famosas de la política, el mundo empresario, deportivo y del espectáculo, como Mauricio Macri, Susana Giménez, Carlos Bianchi y Grondona, entre otros.

En cuanto al estado de salud del abogado, se informó que recibió una herida de bala en la zona de la cintura que le causó lesiones de gravedad, por lo cual tuvo que ser operado e ingresó al Hospital Fernández en "estado crítico".

Así lo señaló el titular del SAME, Alberto Crescenti, quien dijo que el abogado presentaba "una herida de bala en la región sacro-ilíaca derecha, con orificio de entrada y sin orificio de salida".

"Ingresó en estado de shock, con una herida de bala que entró por la región sacro-ilíaca y quedó alojada en el cuerpo", dijo Crescenti.

Luego de que Novaro fuera trasladado al Fernández, a su casa ingresaron peritos policiales para establecer exactamente cuántas armas había en el interior de la vivienda, mientras que también se hicieron presentes efectivos con perros adiestrados para establecer si había drogas o explosivos, según informaron fuentes de la fuerza.

Todo había comenzado porque el abogado -horas antes de atrincherarse- había atacado y amenazado a un albañil en una vivienda de la calle Estomba al 3400, de esta capital, por lo cual la víctima radicó una denuncia, que motivó la intervención policial.

Sin embargo, Novaro se resistió a que los policías entraran a su vivienda, y desde ese momento -dada su peligrosidad- la Policía cercó toda la zona e implementó un impresionante despliegue, para tratar de que se entregara.

Según denunciaron los vecinos de esa exclusiva zona de la ciudad, el abogado hizo decenas de disparos -e incluso siguió tirando durante buena parte de la mañana, cuando su casa estaba rodeada-, aunque nadie sufrió heridas, de acuerdo con lo indicado por autoridades de la fuerza de seguridad.

Desde las primeras horas de la madrugada, la zona estuvo vallada y rodeada por personal policial, patrulleros y ambulancias del SAME, mientras el abogado seguía dentro de la casa.

Distintos vecinos del lugar dijeron que a partir de las 3:00 de la madrugada de hoy comenzaron a escuchar ráfagas de disparos efectuados por este abogado, y algunos de ellos impactaron en los vehículos que estaban estacionados en la calle.

El dueño de un kiosco de venta de diarios ubicado a metros de la vivienda dijo que cuando comenzó con su trabajo, como todos los días, empezó a escuchar los balazos, y si bien no pudo precisar la cantidad, dijo que "fueron muchos".

A su vez, un grupo de jóvenes, amigas de una chica que vive en ese barrio, contó que salían de una vivienda de esa zona alrededor de las 3:00 y la Policía -que ya estaba apostada en la zona- los hizo refugiarse en el interior de un edificio, para protegerlos de los disparos.

"Estábamos caminando por la calle Juez Tedín y empezamos a escuchar los tiros. Había policías que estaban atrás de los patrulleros y escondidos atrás de los árboles, y cuando se escucharon los tiros, salieron de todos lados. Ahí nos metieron en un edificio y estuvimos bastante tiempo", dijo un muchacho, integrante del grupo de amigos que se vio sorprendido por la situación.

Alrededor de las 4:30 de la madrugada, salió de la casa la pareja de Novaro, la modelo Viginia Kel, que está embarazada de siete meses, y fue trasladada a dependencias de la comisaría 53.

El propio Novaro, ya durante la mañana, en declaraciones a Radio La Red, se mostró sumamente nervioso y dijo que no quería "matar a nadie", aunque advirtió que si la Policía intentaba ingresar a su domicilio iba a "disparar", lo cual finalmente hizo.

En ese sentido, en tono amenazante, aseguró que estaba dispuesto a "defender" su vida.

Pasadas las 9:00, el jefe de prensa de la Policía Federal, comisario Ernesto Rodríguez, habló con los numerosos cronistas que se encontraban en el lugar, y a pesar de garantizar que la fuerza tenía "asegurada la zona", debió admitir que el abogado continuaba dentro de la vivienda, "con un chaleco antibalas y armas de grueso calibre".

"El marco está asegurado como para darle la mejor resolución a este conflicto", dijo el comisario en ese momento, al tiempo que reconoció que había una orden de allanamiento de parte de la Justicia para entrar a la casa de Novaro.

También confirmó que todo se inició con otro incidente, en el cual Novaro -según una denuncia de un albañil que había trabajado para él- amenazó a ese hombre y disparó contra su auto.

A las 10:00 de la mañana, la tensión creció cuando fue cortada la luz en todo el barrio, y en ese momento Novaro comenzó nuevamente a disparar hacia la calle.

Esa fue justamente la hora en que personal del GEOF entró por la fuerza a la vivienda y logró reducir al abogado, que sin embargo les disparó "con lo que tenía" a mano.

En septiembre del año pasado, este mismo abogado se había atrincherado en el interior de su casa para evitar un allanamiento judicial, justamente a raíz de una denuncia de los vecinos, quienes señalaban que efectuaba disparos contra animales o contra los vagones del ferrocarril Mitre, que pasa por esa zona.

Y en abril de este año, Novaro protagonizó un nuevo episodio de violencia, siempre en su casa de Barrio Parque.

Dejá tu comentario