Fin de semana largo: consejos útiles antes de salir a la ruta

Información General

Se acerca un nuevo fin de semana largo y es bueno recordar consejos para salir a la ruta con el auto. Debemos empezar por los neumáticos, es necesario mirar en detalle si el dibujo está bien marcado. Los neumáticos lisos son en extremo peligrosos. Luego, se debe comprobar que la presión sea la adecuada. Si viajamos con mucha carga, es mejor colocar un poco más de aire de lo que indica el manual.

En cuanto a los fluidos a revisar, hay un cuarteto indispensable: el nivel de aceite del motor, el del refrigerante, el líquido de frenos y el agua para el limpiaparabrisas, recomienda Fercol Lubricantes. Siempre con el motor frío y parado, el primer fluido se controla con la varilla para tal fin, sacándola y chequeando las marcas entre mínimo y máximo para este fin. Si hiciese falta, realizar el correspondiente cambio de aceite y filtro. El líquido refrigerante debe estar a su nivel para evitar calentamientos irreparables. Al momento de controlar el líquido de frenos, no deben olvidar también las pastillas, dado que si no están en buen estado son las responsables de que el líquido descienda.

Una vez rellenado el dispenser del agua para el parabrisas, hay que asegurarse de que las escobillas están en buen estado y no están resecas.

Otro factor sumamente importante y que uno no deben olvidar son los faros. Eliminar o descartar cualquier tipo de suciedad hará que, con luz escasa, la visión sea diáfana. Por otro lado, el mecánico nos dirá que debemos revisar las correas de distribución, las mangueras y el aire acondicionado.

Antes de salir a la ruta, controlar que tengamos la goma de auxilio a punto, el chaleco fluorescente, un juego de balizas y el matafuegos. Este último debe estar al alcance del conductor. Indispensable, un botiquín de primeros auxilios.

Y por último, pero no por eso, lo menos importante es: ¿qué documentación debemos llevar? Los siguientes: DNI; Registro de conductor; cedula verde o azul, según corresponda; la oblea de la VTV y el comprobante del seguro.

En tanto, ante la llegada del Día de la Madre y especialistas de FIA Región IV comparten recomendaciones para que madres, embarazadas y niños viajen seguros en auto, moto, bicicleta y transporte público.

Futura mamá al volante: Al ingresar al vehículo, a diferencia de la forma habitual que es ingresando una pierna a la vez, se recomienda hacerlo sentándose cuidadosamente y dejando ambas piernas en el exterior, para luego incorporalas al interior del auto. Regular la altura del asiento y volante para que, en caso de siniestro, el airbag no se dirija hacia el vientre. Mantener una distancia de 25 cm aproximadamente del pecho respecto al volante.

Además usar el cinturón de seguridad de forma que la banda inferior pase por el abdomen y no por el vientre, y adoptar una postura erguida durante el viaje.

Mamá full time: En el caso de las mamás que llevan a sus niños a la escuela, al club, al control médico y a las distintas actividades que realizan, es clave incorporar hábitos y elementos que los mantengan seguros durante el traslado. Los diversos tipos de SRI difieren no sólo en tamaño, sino en la forma en que se instalan (orientados hacia adelante o atrás y con asiento elevador con y sin respaldo) y en la manera en la que sujetan al nene (arnés o cinturón de seguridad). Más allá de la selección del Sistema de Retención Infantil, (SRI), éste debe contar siempre con una homologación técnica.

Mamá moderna: Para las mamás y futuras mamás que eligen la moto o la bici para sus traslados diarios, es fundamental que tengan en consideración los peligros que acarrean estos transportes.

En primer lugar, no existe legislación nacional que proteja a los niños que viajan como acompañantes en motos, por lo que se aconseja no transportar a menores de 12 años en este tipo de vehículos.

Motos y bicicletas no poseen elementos de protección a excepción del casco. Por eso, es importante no hacer maniobras riesgosas ni excederse en velocidad. A partir del tercer trimestre de embarazo, se recomienda evitar estos vehículos, ya que al aumentar el vientre, es posible que se produzca un desequilibrio en la distribución del peso y la aparición de ciertos dolores.

Mamá en subte y colectivo: Las embarazadas y mamás con niños pequeños no sólo deben tener cuidados particulares en el transporte público, sino que existen derechos que las protegen: Deben subir primero sin hacer fila, ya que tienen prioridad, solicitar el asiento es su derecho, se recomienda sentarse en asientos que se encuentren en sentido contrario a la marcha esto ayudará a amortiguar las frenadas bruscas por parte del vehículo, evitar sentarse en los asientos que se encuentran de forma transversal y prevenir con suficiente tiempo el descenso para evitar tropiezos o empujones.

Dejá tu comentario