La fiscalía de Múnich ya investiga las denuncias de pedofilia dentro de la Iglesia católica alemana

Información General

El informe en cuestión detalla los abusos cometidos a lo largo de 74 años en la arquidiócesis de Múnich-Freising.

La fiscalía de Munich anunció que inició una investigación para determinar la responsabilidad de 42 clérigos de la arquidiócesis de esa ciudad alemana en casos de abusos sexual, luego de que ayer se conociera un informe que acusa de encubrimiento al papa emérito Benedicto XVI.

La fiscalía de esa ciudad anunció hoy que en agosto del año pasado, el estudio de abogados Westpfahl Spilker Wastl (WSW), al que la Iglesia alemana le encargó un investigación independiente sobre las denuncias, "puso a disposición" de la justicia la información sobre presuntos ataques de 41 responsables eclesiásticos a los que en noviembre se presentó otro caso más.

"Estos casos forman parte del informe, se refieren exclusivamente a responsables eclesiásticos vivos y han sido trasladados a la fiscalía bajo el estricto anonimato de las personas en cuestión", agregó la vocera de la fiscalía, Anne Leiding.

Así, la fiscalía estudiará los casos y si considera que entran en el ámbito del derecho penal, pedirá al bufete información adicional, señaló.

Pese a ello, los autores del informe denunciaron el jueves el encubrimiento sistemático y "aterrador" de los casos de abusos a menores de edad entre 1945 y 2019 en la arquidiócesis de Múnich y Freising, y culpan a sus autoridades, incluido el papa emérito Benedicto XVI, de no haber hecho nada en varios casos para evitar los abusos a los niños, informó la agencia de noticias AFP.

El informe de los abogados de Múnich "muestra clara y escandalosamente, una vez más, la magnitud de los abusos y los incumplimientos del deber por parte de los dignatarios de la iglesia", contó hoy Christiane Hoffmann, vocero del canciller de Alemania, Olaf Scholz.

A partir de los archivos y testimonios disponibles, los abogados identificaron un total de 497 víctimas entre 1945 y 2019, en su mayoría niños y adolescentes, y 235 presuntos agresores, principalmente sacerdotes, se agregó.

Joseph Ratzinger, Benedicto XVI, estuvo a cargo del arzobispado de Múnich y Freising entre 1977 y 1982, y para los investigadores no tomó ninguna medida contra los cuatro eclesiásticos acusados de abuso.

Además de Ratzinger, también se investigó la actuación de los arzobispos Michael von Faulhaber, Joseph Wendel, Julius Doepfner, Friedrich Wetter y Reinhard Marx.

Los resultados de la investigación fueron presentados ayer en una conferencia de prensa y también difundidos por la agencia de noticias del Vaticano.

Esta última precisó que "la comisión independiente habría identificado cuatro casos ocurridos durante el ministerio del entonces cardenal Ratzinger, y los responsables de los abusos siguen en sus cargos".

Dejá tu comentario