23 de mayo 2023 - 09:10

Ancap podrá tomar deuda por hasta u$s 300M por el mantenimiento en La Teja

El directorio de la empresa estatal aprobó el financiamiento externo para solventar el aumento de costos que tendrá a partir de septiembre, entre las pérdidas productivas y los gastos de importación.

Refinería la Teja - perteneciente a Ancap - en Montevideo, Uruguay.

Refinería la Teja - perteneciente a Ancap - en Montevideo, Uruguay.

@DrDiegoDurand

La Administración Nacional de Combustible, Alcohol y Portland (Ancap) tomará endeudamiento financiero por hasta 300 millones de dólares para sostener la salud macroeconómica de la empresa estatal durante la parada programada en La Teja, la principal refinería de Uruguay.

En septiembre, y por cuatro meses, la refinería de La Teja dejará de funcionar por completo. El objetivo es realizar tareas de mantenimiento y de sustitución de parte del equipamiento. Esto significará una pérdida de 180 millones de dólares para Ancap, por lo que su directorio aprobó la toma de deuda para sostener el equilibrio financiero de la empresa.

Ese financiamiento será utilizado “en la medida de que la evolución de las variables macroeconómicas que impactan en la empresa y los futuros ajustes de precios al público lo ameriten”; por lo que no necesariamente se tomará en una única ocasión y por todo el total autorizado de 300 millones de dólares. Sino que se podrán realizar varios llamados para conseguir fondos y su ejecución podría ser en tramos hasta completar el límite, previa autorización del Poder Ejecutivo.

La necesidad del endeudamiento de Ancap

Actualmente, la refinería de La Teja es una de las principales fuentes de ingresos de Ancap, al punto de ser también el pilar que sostiene los precios de los combustibles en el país, gracias a que los excelentes márgenes permiten financiar —a través de una especie de subsidio, en tanto cubre los costos que no son trasladados a los consumidores finales— las diferencias tarifarias en los surtidores respecto de los precios de referencia.

En este sentido, durante los cuatro meses que la planta se encuentre en parada técnica, la petrolera estatal estima que perderá entre 180 y 200 millones de dólares. A esto se le suma la inversión necesaria para el trabajo durante esos meses: se prevé que el costo total de la adquisición de nuevos equipos y la ejecución de las labores de mantenimiento ascenderá aproximadamente a 77 millones de dólares.

Sobre esto, además, se debe contemplar que Ancap importará 600.000 metros cúbicos de combustible para satisfacer la demanda interna de este producto mientras La Teja esté en parada de mantenimiento. En tanto la compra de productos refinados se financia a 30 días de plazo —y no a 90, como sucede con las compras de crudo—, la necesidad de capital de trabajo aumenta si se quiere cubrir la pérdida de días de financiamiento con proveedores, por lo que se estima un monto de 237 millones de dólares para ello.

Este flujo de fondos proyectado para el 2023 mostró la necesidad de contar con fondos adicionales, por lo que el directorio de la empresa aprobó la posibilidad de tomar deuda y que los efectos del evento excepcional no sean tan profundos.

El endeudamiento, en medio de la pesificación

La posible toma de deuda se da en un contexto en el que Ancap trabaja en sus finanzas con el objetivo de pesificar el total de su deuda —que asciende a 198 millones de dólares—, particularmente con la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina como primer paso.

Esto se debe a que la empresa está expuesta a la volatilidad del tipo de cambio, mayormente por la devaluación del dólar, y necesita limitar los riesgos de esta situación que se genera por tener pasivos en moneda estadounidense pero ingresos en moneda local.

Ancap lleva desde hace años un proceso progresivo de pesificación de su deuda luego de alcanzar los 623,5 millones de dólares en 2016. La restructuración de pasivos, desde entonces, se realiza con instrumentos en corto plazo en pesos y Unidades Indexadas (UI).

En este sentido, habrá que ver si la empresa petrolera estatal tiene en cuenta su propia estrategia al momento de buscar financiamiento externo o si priorizará cubrir sus necesidades de capital con facilidad.

Dejá tu comentario

Te puede interesar