31 de marzo 2024 - 08:35

El plebiscito del PIT-CNT es "una pésima iniciativa, regresiva y temeraria", advierten economistas

El socio de Exante Pablo Rosselli elaboró un resumen de los argumentos en contra de la pretendida reforma constitucional en materia de seguridad social.

Economistas y autoridades del gobierno advierten por el prejuicio que puede tener para Uruguay la reforma constitucional impulsada por el PIT-CNT.

Economistas y autoridades del gobierno advierten por el prejuicio que puede tener para Uruguay la reforma constitucional impulsada por el PIT-CNT.

El plebiscito contra la reforma de la seguridad social que impulsa el PIT-CNT continúa generando preocupaciones entre muchos economistas de Uruguay —además de entre las autoridades del gobierno—, sobre todo a medida que se acerca el fin del plazo para presentar las adhesiones en la Corte Electoral y que la central sindical parece estar próxima a alcanzar el umbral de las 270.000 firmas necesarias para habilitar la consulta popular vinculante en octubre.

En ese sentido, el economista y socio de Exante, Pablo Rosselli, elaboró un resumen de los argumentos detrás del rechazo a la iniciativa del PIT-CNT, la cual calificó como “una pésima iniciativa, regresiva y temeraria”. Sus críticas se suman así a una larga lista de detractores que incluye, incluso, a la agencia de calificación crediticia Fitch Ratings.

En un hilo en X —antes Twitter—, el especialista sostuvo que “es una muy mala idea introducir regulaciones de índole legislativa en la Constitución, porque la Constitución es muy difícil de cambiar y debe utilizarse para establecer las grandes reglas del ordenamiento jurídico”. Esto, en referencia a que la intención de la central sindical es promover una reforma constitucional en materia de seguridad social que plantea una edad jubilatoria mínima de 60 años, un haber previsional atado al salario mínimo nacional y la eliminación del ahorro individual, las AFAP y del lucro en el sistema previsional.

Embed

“Quienes promueven la reforma constitucional, aspiran a que el estado cobre más impuestos o contribuciones a la seguridad social para financiar el déficit del sistema. La realidad es que Uruguay ya tiene un alto gasto público en pasividades. Si fuésemos a aumentar la presión tributaria, deberíamos pensar en destinar esos recursos a combatir la pobreza y la marginalidad, que afecta sustancialmente a niños y adolescentes”, consideró Rosselli.

Una reforma “profundamente regresiva”

En ese sentido, el economista de Exante aseguró que “la reforma constitucional es profundamente regresiva”. En primer lugar, porque “son las personas de mejores carreras y mayores ingresos las que pueden acumular 30 años de servicio a los 60 años de edad”, mientras que “las de menores ingresos deberán trabajar más allá de los 60 años, aunque se apruebe esta reforma.

Otro argumento para sostener la idea de regresividad fue que “actúa en perjuicio de las generaciones más jóvenes, que son quienes más padecen la pobreza y el desempleo y que deberán soportar una mayor presión tributaria” para sostener un sistema previsional ampliado por la edad mínima jubilatoria de 60 años —que la reforma de la seguridad social elevó a 65 años, justamente, para garantizar la sostenibilidad de dicho sistema.

En tercer lugar, Rosselli señaló que, además, “la indexación de las pasividades mínimas al Salario Mínimo Nacional terminará alentando a los futuros gobiernos a rezagar el salario mínimo, como pasaba hasta 2005”.

“La reforma es temeraria porque plantea un fuerte aumento instantáneo del gasto público (suba de pasividades mínimas) y una enorme inseguridad jurídica, no sólo por la confiscación de los ahorros administrados por las AFAPS sino porque también pone en duda la reforma de 1996”, consideró el socio de Exante, que también advirtió: “Si este proyecto de reforma constitucional terminara siendo aprobado, el próximo gobierno deberá gestionar una herencia compleja para las finanzas públicas y deberá dedicar mucho esfuerzo político a encontrar una solución legislativa que cumpla con la Constitución”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar