26 de noviembre 2023 - 09:07

El proyecto Arazatí comenzará durante el primer trimestre de 2024

La iniciativa fue aprobada por el Tribunal de Cuentas y el contrato con Consorcio Aguas de Montevideo se firmará en los próximos 40 días.

El Proyecto Arazatí comenzará entre febrero y marzo de 2024.

El Proyecto Arazatí comenzará entre febrero y marzo de 2024.

Foto: Ministerio de Ambiente

El Proyecto Arazatí comenzará durante el primer trimestre del año que viene, luego de haber sido aprobado por el Tribunal de Cuentas, una obra clave para afrontar la posibilidad de que se repita una crisis del agua como la que afectó este año a Montevideo y la zona metropolitana de Uruguay.

Tras reunirse, el tribunal decidió no realizar observaciones a la obra, adjudicada en agosto al Consorcio Aguas de Montevideo, de manera que el contrato se firmará en los próximos 40 días y las tareas para la planta potabilizadora comenzarían entre fines de febrero y principios de marzo de 2024.

El proyecto prevé un gasto de 800 millones de dólares, de los cuales 250 millones serán financiados por la empresa adjudicataria. Además, OSE tendrá que pagar un canon de más de 45 millones de dólares anuales por 17 años y 6 meses.

La obra contempla la construcción de una planta potabilizadora, pero también implica una tubería de aducción de 80 kilómetros y una reserva de emergencia para abastecer de agua dulce ante situaciones como la sequía de este año, que elevó la salinidad del agua.

Opinión dividida entre el oficialismo y oposición

En el Tribunal de Cuentas, el Proyecto Arazatí fue validado por 4 votos en 7. Es que el Frente Amplio ratificó las críticas opositoras hacia la iniciativa y sus tres integrantes, Miguel Aumento, Enrique Cabrera y Flora de Santis, se expresaron en contra.

En tanto, la presidenta del TC, Susana Díaz, junto a Francisco Gallinal (Partido Nacional), Álvaro Ezcurra (Partido Colorado) y Darwin Machado (Partido Nacional) no realizaron observaciones y se estableció que el proyecto cumplió con los principios de contratación.

De hecho, meses atrás, el director de OSE por el FA, Edgardo Ortuño, sostuvo que la iniciativa supone “un sobrecosto” de cerca de 300 millones de dólares “por hacerse no con la gestión pública de OSE, sino con un financiamiento, operación de la toma de agua y mantenimiento, todo tercerizado”.

Ortuño afirmó que las empresas que participaron de la licitación “propusieron cinco caminos para implementar este proyecto, y el gobierno eligió el más caro”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar