16 de mayo 2024 - 09:47

La eficiencia energética aún no llega al interior: al menos el 56% se calefacciona con leña

En las zonas urbanas con menos de 5.000 habitantes y en zonas rurales, el porcentaje asciende al 78%; mientras que en Montevideo cae hasta el 17%.

La leña es el principal energético elegido por los uruguayos para calefaccionar sus hogares.

La leña es el principal energético elegido por los uruguayos para calefaccionar sus hogares.

Uruguay avanza hacia una segunda transformación energética y tiene casi la totalidad de la electricidad consumida generada a partir de fuentes renovables. Sin embargo, en contrapartida, el inicio de las temperaturas más frías muestra que todavía quedan pendientes en materia energética: en las zonas del interior, al menos el 56% sigue utilizando la leña como la principal fuente para la calefacción.

La calefacción es una de las actividades en la que los uruguayos consumen mayor energía en sus hogares. De hecho, hasta al menos el 2006 —según los últimos datos disponibles del Balance Nacional de Energía Útil (BNEU) de la Dirección Nacional de Energía—, representaba el principal uso de energía en estos espacios.

Actualmente, se lleva a cabo la realización de un nuevo BNEU para actualizar estas cifras, pero según el Reporte de Indicadores Energéticos de SEG Ingeniería, correspondiente a abril, la calefacción de ambientes seguiría ocupando un lugar preponderante en el consumo de energía residencial.

El pendiente de una mayor eficiencia energética en la calefacción

Esta situación lleva a poner la lupa sobre el modo en que se calefaccionan los uruguayos, considerando que la mayor parte de su consumo energético se destina a esta actividad. Este dato se puede obtener de la Encuesta Continua de Hogares que se publica de manera anual por parte del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En ese sentido, según los datos de 2023, 9 de cada diez hogares del país tiene calefacción y el 97% de ellos utiliza leña, electricidad o supergás como fuente principal, en ese mismo orden de preferencia: la leña domina con el 45%, le sigue la electricidad con el 27%, y el supergás con el 24%.

Si bien en la última década la inclinación por el supergás ha ido cediendo lugar a la electricidad, también lo ha hecho a la leña. Sobre todo si se observa la diferenciación a nivel regional. En Montevideo, por ejemplo, el 41% de los hogares utilizan energía eléctrica, mientras que, en localidades urbanas de menos de 5.000 habitantes y zonas rurales, la leña es la fuente dominante con un 78%. En tanto, en localidades urbanas de más de 5.000 habitantes, la leña sigue siendo popular, aunque en menor medida, con un 56% de los hogares calefaccionados de esta manera.

Las razones de este comportamiento no se explican en una cuestión netamente de costos ya que, si bien la leña es más barata y accesible para algunos sectores que otros dispositivos eléctricos de climatización; lo cierto es que en términos de eficiencia energética —y, por lo tanto, de costos finales de consumo energético—, deja bastante que desear, al igual que el supergás.

Comparación_costos_calefacción_hogares_uruguayos-transformed.png
Los métodos de calefacción a leña en los hogares uruguayos tienen un bajo rendimiento energético.

Los métodos de calefacción a leña en los hogares uruguayos tienen un bajo rendimiento energético.

Si se observa la comparación respecto del costo mensual estimado a mayo según el tipo de calefacción, el primer puesto en eficiencia lo ocupa el aire acondicionado, con un rendimiento del 280%. En cambio, una estufa a leña de alto rendimiento o leña en caldera alcanza un rendimiento de apenas el 75%. La diferencia entre ambas alternativas es de 257 pesos mensuales —con un costo de 598 pesos para el aire acondicionado y de 855 para la estufa a leña.

El diferencial en eficiencia es todavía mayor si se considera una leña en estufa abierta convencional, donde el rendimiento cae a un escaso 30% y el costo mensual asciende a 2.138 pesos.

Dejá tu comentario

Te puede interesar