5 de mayo 2023 - 08:31

La inflación sube al 7,6% anual, impulsada por el aumento en alimentos

El subíndice de Alimentos y Bebidas acumula un incremento del 13,1% en el último año, de acuerdo a datos del INE.

La inflación tendencial, a su vez, bajó a 6,9% en abril.

La inflación tendencial, a su vez, bajó a 6,9% en abril.

El Índice de Precios del Consumo (IPC) subió 0,75% en abril y elevó la inflación anual al 7,6%. Es la primera vez en siete meses que hay un aumento en la tasa anual de inflación.

La misma venía retrocediendo de manera significativa, por la combinación simultánea de una política monetaria más restrictiva de parte del Banco Central del Uruguay (BCU) (que hizo bajar significativamente al dólar) y al mismo tiempo una baja en los precios internacionales de varios productos, especialmente petróleo, que permitió un descenso en el precio de los combustibles.

Sin embargo, en los últimos meses comenzó a registrarse una suba en el precio de ciertos alimentos, en particular de frutas y verduras, en buena medida por el efecto de la sequía. Hay que destacar también que varios de estos productos, de origen granjero, están protegidos en el mercado local, por lo que las importaciones no son libres y están sujetas a autorizaciones sanitarias. Esto dificulta que haya una respuesta rápida de las importaciones ante el aumento de precios.

image.png

A las frutas y verduras se sumaron en el último mes nuevos aumentos en los precios de las carnes, además de aumentos en lácteos y otros alimentos. De tal manera que el subíndice de Alimentos y Bebidas del IPC acumula una suba del 13,1% en el último año, 5,5 puntos por arriba del índice general de precios.

La inflación tendencial bajó al 6,9% en abril

El nuevo dato de inflación se ubica más de un punto y medio porcentual por encima del Rango Meta del Banco Central, que va de 3 a 6% anual. También está casi un punto por encima de la meta que tiene el equipo económico para este año, que es llevar la inflación al 6,7% en el año a diciembre.

Sin embargo, la inflación tendencial (que mide la evolución de precios dejando de lado los más volátiles, entre ellos frutas y verduras) tuvo un nuevo descenso según los cálculos de la Consultora CPA Ferrere. Su gerente de asesoría económica, Nicolás Cichevski, señaló que la inflación tendencial bajó en abril a 6,9% y está en un mínimo desde mayo de 2018.

Es esperable que los elevados valores en frutas y verduras comiencen a ceder en los próximos meses, en la medida que se supere la sequía y vaya ingresando nueva producción. Mientras, el aumento en los alimentos golpea particularmente a las familias de bajos recursos que tienen que aplicar la mayor parte de su ingreso a cubrir la canasta básica.

Dejá tu comentario

Te puede interesar