20 de mayo 2024 - 15:29

La Justicia de Paraguay confirmó el nexo entre Sebastián Marset y "Tío Rico"

El narcotraficante uruguayo coordinaba envíos con el paraguayo por mensajes, según explicó la Fiscalía de Paraguay.

Narcos Narcotraficantes Tío Rico Sebastián Marset

El Ministerio Público de Paraguay probó que Miguel Ángel Insfrán, alias Tío Rico, era líder de un esquema criminal en ese país y mantenía negocios con el narcotraficante prófugo, Sebastián Marset, donde coordinaban los envíos de cocaína y tenían una relación cercana.

Mediante una acusación de más de 700 páginas, se logró probar que Insfrán - quien actualmente se encuentra detenido en prisión preventiva - era líder de una red criminal de tráfico de drogas y lavado de dinero en el Paraguay. Sin embargo, también se llegó a la conclusión de que mantenían una relación fluida de negocios con Sebastián Marset.

“En tal sentido, por una parte, está el grupo criminal liderado principalmente por Sebastián Marset y, por la otra, el núcleo de Miguel Ángel Insfrán Galeano conformado por integrantes de su familia y gente de su confianza, y por último se encuentra la facción criminal extranjera, específicamente de Bolivia, la cual se encargó de proveer a las agrupaciones ilícitas unidas en Paraguay, la sustancia estupefaciente consistente en clorhidrato de cocaína", establece la acusación publicada por medio paraguayo.

Por otro lado, agrega que para llevar a cabo el negocio no solamente contaban con personas físicas sino con empresas dedicadas al lavado de dinero. "Para las remesas de cargas de cocaína, Sebastián Marset y Miguel Insfrán contó con la participación de varias personas físicas, también de distintas empresas con perfiles adecuados que no despierten la sospecha de riesgo por parte de la administración de Aduanas, dedicadas precisamente al comercio internacional, cuyos encargados, igualmente integrantes de la organización criminal”, remarca la demanda.

La operación lleva el nombre de "A Ultranza Py" y logró desmembrar una red que contenía gran variedad de vehículos - desde alta gama hasta camiones - que contaban con un doble fondo para poder transportar droga. Además, contaban con depósitos estratégicamente seleccionados debido a sus cercanías con los puertos.

Una de las estrategias de "Tío Rico" era la utilización de empresas controladas por testaferros o familiares que se destinaban para el lavado de activos. Una de ellas fue el Centro Cristiano Mundial de Avivamiento, que era liderado por su hermano, el Pastor evangélico José Alberto Insfrán, como una fachada.

En tanto, la ruta de cocaína diseñada por Insfrán comenzaba en Bolivia, donde la droga era transportada en avionetas a la región del Alto Paraguay y a la provincia argentina del Chaco. A partir de allí, la cocaína era transportada en camiones acondicionados hasta el Departamento de Presidente Hayes donde posteriormente era mezclada con cargamentos legales que tenían como destino final el continente europeo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar