23 de agosto 2023 - 14:41

La recaudación cayó un 2,5% en julio, arrastrada por los impuestos al consumo

La Dirección General Impositiva registró un retroceso en la recaudación del IVA e IMESI del 2,6% en el acumulado a julio, principalmente por el desvío del consumo uruguayo hacia Argentina.

Dirección General Impositiva del Uruguay. 

Dirección General Impositiva del Uruguay. 

La recaudación de la Dirección General Impositiva (DGI) volvió a caer en julio, con un retroceso del 2,5%, marcando el segundo mes consecutivo a la baja tras un desempeño positivo en mayo, pero en línea con el deterioro de la situación fiscal que se vive en Uruguay. En el acumulado a julio, la caída ya es del 0,8% en la comparación interanual.

La recaudación impositiva se sigue deteriorando en el país, de la mano de los impuestos al consumo, tales como el IVA y el Impuesto Específico Interno (Imesi), producto del boom de consumo de uruguayos en Argentina que implica un menor gasto en el mercado interno local.

En consecuencia, la DGI volvió a registrar cifras negativas, esta vez en julio, que mostró un descenso del 2,5% en la recaudación bruta, respecto del mismo mes del 2022. Es el quinto retroceso mensual en lo que va del año.

En el detalle informado por el organismo de recaudación oficial, los ingresos por IVA totalizaron los 24.169 millones de pesos, un 1,3% menos interanual, marcando la segunda baja consecutiva, y la cuarta en 2023. Por su parte, lo recaudado en concepto de Imesi fue de 3.744 millones de pesos, lo que significó una caída del 1,5% en comparación con julio del año pasado.

Respecto de este último tributo, es el tercer descenso mensual consecutivo en el año, impulsado principalmente por los comportamientos negativos en el consumo de combustibles, automotores y bebidas.

En el acumulado hasta julio, inclusive, la DGI recaudó un total bruto de 353.118 millones de pesos, un 0,8% menos que en el mismo período del 2022. Si se descuenta la devolución de impuestos —recaudación neta—, el retroceso interanual asciende hasta el 2%.

El desvío del consumo, una problemática que continúa

El 2023 será la segunda vez en 20 años que la economía crezca pero que, en contrapartida, la recaudación tenga un resultado general negativo. En esta ocasión, los motivos se encuentran principalmente en el desvío del consumo uruguayo hacia el territorio argentino, al punto de que la mitad del crecimiento en el consumo interno proyectado para este año —1,5% de los 3 puntos de mejora que se prevén— será fuera de las fronteras, según la consultora Exante.

Esto impacta directamente en la recaudación, en tanto los ingresos por impuestos al consumo son la principal fuente de ingresos para la caja del Estado, con una participación del 54,8%. En ese sentido, entre enero y julio, la DGI registró un descenso del 2,6% en estos tributos, con caídas del 1,8% real en IVA y del 6,9% en el Imesi.

Según el Centro de Estudios para el Desarrollo (CED), este desvío del consumo provocada por la diferencia cambiaria con Argentina superará los 1.000 millones de dólares este año, en una proyección “conservadora” del instituto.

Dejá tu comentario

Te puede interesar