19 de abril 2024 - 09:43

Las expectativas del mercado uruguayo frente a la política restrictiva de la Fed

La continuidad del nivel de tasas por parte de la Reserva Federal abrió nuevos horizontes para la evolución del tipo de cambio y las oportunidades de inversión.

El banco central estadounidense mantendrá las tasas altas tanto tiempo como sea necesario a causa de la inflación doméstica.

El banco central estadounidense mantendrá las tasas altas "tanto tiempo como sea necesario" a causa de la inflación doméstica.

Foto: Reuters

En marzo, el presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, comunicó que el banco central estadounidense mantendría las tasas de interés en un rango de 5,25% y 5,50%, sin que se prevean nuevos cambios hasta que no se alcance mayor confianza de que la inflación doméstica se mueva sostenidamente hacia el 2%.

Sin embargo, el comportamiento de la economía de Estados Unidos parecería pasar por alto la "política restrictiva" de su banco central, así como también a sus proyecciones, debido al crecimiento del empleo, los niveles de gasto minorista y una inflación interanual que trepó al 3,5% durante el mes pasado.

En diálogo con Ámbito, el director de Urraburu e Hijos Corredor de Bolsa y presidente de la Bolsa de Valores de Montevideo (BVM), Ángel Urraburu, explicó que "las tasas de interés en Estados Unidos llegaron a un punto máximo" y que las futuras decisiones de la Fed están aparejadas a la baja de la inflación, la cual no han logrado que retroceda, puesto que su economía crece y "está recalentada de manera muy marcada".

El dato de la inflación estadounidense repercutió en una suba de tasas de los Treasury, cuyos rendimientos alcanzaron el jueves sus niveles más altos desde noviembre del año pasado, luego de nuevos informes económicos que reafirmaron la fortaleza del mercado laboral. Estos incrementos ininterrumpidos están impulsando también al dólar contra las demás monedas.

En esa misma línea, Diego Rodríguez, director de la corredora de bolsa Gastón Bengochea & Cia., indicó a Ámbito que, por estos días, "tenemos un bono del Tesoro de Estados Unidos en rendimientos del 5% y más del 5% para plazos más cortos", algo que, a raíz del recorte de 50 puntos básicos que decidió el Banco Central del Uruguay (BCU) para bajar la tasa de interés del 9% al 8,5%, achica el diferencial de retorno.

"Lo que el mercado y los inversores empiezan a mirar es que el diferencial de retorno se ha reducido", afirmó Rodríguez, un escenario que "beneficia al dólar". "Hemos visto algunos pasajes de pesos a dólares con algunos vencimientos de Letras (LRM), nada extraordinario", agregó.

El tipo de cambio, mucho más dependiente de la Fed que del BCU

En lo que respecta al tipo de cambio, Urraburu señaló que la Tasa de Política Monetaria (TPM) del BCU "no es la única variable que influye en el tipo de cambio" a nivel local, sino que más bien "es una de las tantas" y "quizás no de las más importantes", ya que, la semana pasada, el dólar subió en Uruguay y en el resto del mundo a consecuencia de la confirmación de que la Fed mantendría alto el nivel de tasas.

Si bien valoró positivamente la baja de tasas, el jerarca de la BVM entiende que "es una señal que está influyendo en las expectativas, que son las que el BCU quiere torcer". "Uno de los elementos en el que más se hace hincapié en cada una de las reuniones del Copom (Comité de Política Monetaria) es que las expectativas de inflación en el mediano plazo están fijadas por encima del 6%, y eso no condice con la inflación que se está dando", remarcó.

El BCU podría continuar con este nivel de tasas durante el resto del año

Por su parte, Rodríguez calificó como "acertada" la decisión del recorte de tasas por parte del BCU, ya que existían los fundamentos para llevarla adelante con una inflación que se encuentra dentro del rango meta, aunque reafirmó que se esperaba un recorte de 25 puntos básicos, tal y como se especulaba en los días previos.

"De acá para adelante, no avizoramos un recorte de tasa de interés para lo que queda del año, creemos que el BCU se va a sentir cómodo con este nivel del 8,5%", resaltó Rodríguez.

Asimismo, el experto señaló que "lo que se debe mirar es la inflación forward, las proyecciones de inflación para los próximos años que hoy están en 6%", donde una tasa del 8,5% implica un retorno real del 2,5%, algo que no sería "para nada contractivo", sino "un terreno más que neutral".

Bonos Tesoro Estados Unidos.jpg
El dólar continúa ganando músculo a nivel global.

El dólar continúa ganando músculo a nivel global.

Nuevas oportunidades para la renta fija en el mediano plazo

La intransigente política monetaria de la Fed en su búsqueda por aplacar la inflación generó nuevas inquietudes para los inversores en todo el mundo. En este sentido, Rodríguez explicó que hoy ven a los activos de renta fija como una "gran oportunidad de inversión", sobre todo "para horizontes de plazos de 5 a 6 años".

"Esa es la parte de la curva que más nos gusta para emisiones de bonos investment grade, sobre todo corporativos", comentó. También tienen en la mira a algunos soberanos, a partir de los cuales se podrían "asegurar tasas del 6%, 6,25% y hasta el 6,5% para esos plazos". "Muchos clientes nuestros han aprovechado la suba de los rendimientos para entrar, tanto en soberanos americanos, como en bonos corporativos", añadió.

Urraburu, en tanto, contó que en su escritorio hace bastante tiempo están "entrando en renta fija", luego de que la Fed deslizara que estas serían las tasas máximas, debido a que "eso significó que los precios de títulos de renta fija son los mínimos, ya que es una relación inversa".

Sobre posibles movimientos en los portafolios a causa del actual contexto, aseveró: "lo que puede haber estado cambiando en la última semana son los plazos de los títulos". "Hasta ahora venía recomendado, y sigo recomendando los títulos más largos", detalló antes de explicar que a partir de las actuales tensiones geopolíticas y la prórroga del recorte de tasas en Estados Unidos, también están aconsejando renta fija "en plazos más cortos".

El futuro de la Bolsa de Valores de Montevideo y las inversiones en el Uruguay

En cuanto al futuro de la BVM, Urraburu dijo que la misma "lamentablemente no tiene muchas novedades" para el segundo semestre del año en lo que respecta a emisiones, aunque aún podría aparecer alguna "importante", o bien un fideicomiso, ya que algunos agentes están "estudiando el panorama".

"No está fácil", admitió el presidente del BVM, en referencia al contexto del mercado de capitales en el país. "Para que haya una emisión tiene que haber una inversión", algo que ve poco probable en la coyuntura nacional actual con una TPM tan alta "en términos relativos y reales", ya que con un 3,8% de inflación interanual, la tasa de interés se ubica en el 8,5%.

"Tampoco olvidemos que estamos en un año electoral en Uruguay", el cual "encierra una cantidad de dudas y de especulaciones que se realizan respecto a qué sucederá y quién ganará la elección", continuó.

A su vez, sostuvo que no espera que el próximo gobierno, sea del color que sea, genere un aumento considerable del tipo de cambio, a pesar de que el Frente Amplio y algunos sectores de la Coalición Republicana utilicen al "rezago cambiario" como problemática en la disputa electoral.

Acerca de esto, lamentó que el uso político del tema sin propuestas concretas al respecto deje librados posibles escenarios de inestabilidad en la imaginación de los agentes económicos, los cuales son, a su vez, quienes se están planteando un proceso de inversión en el país. "Si no saben qué va a pasar con el dólar, estando tan criticando el rezago cambiario, dicen: vamos a esperar un poco", opinó.

"Esos son temas que para el proceso de inversión del país son claves, y eso está directamente vinculado al proceso de emisiones en la Bolsa", concluyó.

Dejá tu comentario

Te puede interesar