9 de mayo 2023 - 16:27

Preocupación por el agua salada de OSE: se duplicó la venta de agua embotellada

En el caso de los bidones de agua el incremento alcanzo incluso el 176% interanual respecto a la primera semana de mayo de 2022.

La venta de agua embotellada se disparó al doble en la primera semana de mayo.

La venta de agua embotellada se disparó al doble en la primera semana de mayo.

Freepik

Después de que la Administración Nacional de las Obras Sanitarias del Estado (OSE) decidiera aumentar los niveles de salinidad en la mezcla de agua potable que suministra por la escasez de reservas provocada por la sequía, la venta de agua embotellada se casi duplicó en la primera semana de mayo.

Según un relevamiento de la consultora Id Retail, que consultó en los comercios de cercanía, se compró un 93% más de botellas de agua en Montevideo en los primeros días de mayo, respecto al mismo período pero del año pasado.

Sin embargo, la firma aclaró que en la investigación no se tuvo en cuenta la venta en las distribuidoras a las cadenas de supermercado.

Si bien el dato representa una verdadera disparada respecto a los números habituales, probablemente motorizada por la medida de OSE, es aún más notable la crecida en el segmento de bidones de agua embotellada, donde el porcentaje de incremento interanual alcanzó el 176% esta semana.

El considerable aumento podría estar influenciado, en primer lugar, por el cambio en el sabor del agua, que –desde OSE anticiparon– tiene un sabor más salado. Pero además, las advertencias del Ministerio de Salud Pública (MSP) a hipertensos graves podría haber incentivado estos números también.

El aumento de la salinidad del agua de OSE y las recomendaciones del MSP

La decisión de OSE se tomó para hacer durar más las reservas frente a la situación crítica de escasez provocada por la sequía. Esta medida ya la había tomado el directorio de la empresa estatal a fines del mes pasado, cuando la proporción de sodio en el fluido aumentó de 200 miligramos por litro a 280 mg/L, mientras que de cloruro pasaron de 280 mg/L a 450 mg/L. Ahora, el jueves pasado, el MSP autorizó un nuevo incremento en las medidas, que pasaron a 400 mg/L y 700 mg/L respectivamente.

"No son valores que afecten a la salud. El sodio y el cloro son valores que en nuestro país están recomendados hasta cierto valor, pero no precisamente porque afecten a la salud, sino porque en realidad afectan las condiciones llamados órgano eléctricas: es decir, del sabor, el olor o el color que pueda tener el agua", expresó la ministra Karina Rando al anunciarlo.

Aunque desde la cartera que dirige Rando ratificaron que el agua es “totalmente segura” para consumir, recomendaron a los hipertensos graves que se realicen sus controles de presión arterial de forma “más frecuente” y, en caso de poder hacerlo, consumir agua mineral embotellada. Además, recomendaron consultar a un médico ante la aparición de alteraciones en la presión.

La advertencia también fue para quienes padecen insuficiencia renal. Tanto para ellos como para quienes tienen presión arterial alta, la jerarca comentó: "Estos pacientes tiene una restricción en el consumo de sal y nosotros le estamos agregando un poco de sal. Si tomamos en cuenta que consumen aproximadamente 2,5 gramos o 3 gramos de sal por día y le agregamos 0,4 gramos o 0,5 gramos podría ser significativo".

Dejá tu comentario

Te puede interesar