Adiós a Lorenzo Quinteros, actor y maestro

A los 73 años murió ayer, en Buenos Aires, Lorenzo Quinteros, protagonista de films como “Hombre Mirando al sudeste”, “Últimas imágenes del naufragio” y “Los días de junio”, quien estaba alejado hace tiempo de la actividad por una enfermedad. Considerado maestro de actores, Quinteros había nacido el 14 de junio de 1945 en Monte Buey, Córdoba; de chico tocaba el clarinete y el trombón en una banda infantil de su pueblo. A los 18 años se trasladó a Buenos Aires, donde desarrolló estudios teatrales en la Escuela Nacional de Arte Dramático y armó su propio grupo de teatro. En 1969 obtuvo la beca de Comedia Nacional. Entre 1975 y 1976 fue profesor de Arte Dramático y Análisis de Texto de la Escuela Nacional de Arte, y entre 1983 y 1985 fue coordinador del Taller de Actores del Teatro Municipal General San Martín. También fue profesor de Dirección Teatral de la Escuela Municipal de Arte Dramático entre 1984 y 1986.

Como actor en teatro se destacaron sus papeles en “El campo”, de Griselda Gambaro, “Cementerio de automóviles”, de Fernando Arrabal; “Porca miseria”, “El resucitado”, de Émile Zola, “Los invertidos”, “Sacco y Vanzetti”, “La metamorfosis”, “El Amante” y “La malasangre”, entre otras. En cine, en los 70, apostó por un cine experimental y político con películas como “La civilización está haciendo masa y no deja oír” y “Alianza para el progreso”. En la década se hizo más popular por sus trabajos en “Contar hasta diez”, de Oscar Barney Finn, “Los días de junio”, de Alberto Fisherman, “La noche de los lápices”, de Héctor Olivera, y en 1986 Eliseo Subiela lo eligió para encarnar al psiquiatra Julio Denis de “Hombre mirando al sudeste”, una película de gran éxito que le valió un Cóndor de Plata. Luego encarnó al señor López en la versión fílmica de “Las puertitas del señor López”, por el que obtuvo su segundo “Cóndor de Plata”. Le siguió su trabajo en “Últimas imágenes del naufragio”, “Los amores de Kafka”, “El censor”, “El acto en cuestión”. En 1996 encarnó al general Eduardo Lonardi en el film “Eva Perón”, de Juan Carlos Desanzo. Ese mismo año actuó con Alejandro Agresti en “Buenos Aires viceversa”.

En TV se lo vio en “Zona de riesgo”, “Por ese palpitar”, “Historias del crimen”, “Como pan caliente”, “Mamitas” y “Laberinto”. Obtuvo los premios Konex 1991, el ACE 1999 al mejor director off por “Los escrushantes”, el Trinidad Guevara a la mejor dirección por “Hormiga negra” y el ACE 2005 al mejor unipersonal por “El resucitado”. También dirigió en teatro obras como “Mis noches sin ti”, “El gigante amapolas”, “El sillico de alivio”, “Otros paraísos”, “Los impunes”, “Dar la vuelta”, “El cuidador”, “Viejos tiempos”, “Rinocerontes”, “Las tres caras de Venus”. Otros films en los que participó fueron: “Después de la tormenta” y “Los libros y la noche”, de Tristán Bauer; “Valentín”, de Alejandro Agresti; “Un muro de silencio”, de Lita Stantic; “La Sonámbula”, de Fernando Spiner, y “Potestad” de Cesar D’Angiolillo, sobre la obra de Tato Pavlovsky.

Dejá tu comentario