Acciones de Renault se desplomaron tras la detención de Ghosn

Ambito BIZ

La detención del presidente de Renault-Nissan cayó como un balde de agua fría en el mundo automotor. Como no podía ser de otra manera, el mercado reaccionó con mal humor a la noticia sobre Carlos Ghosn, quien fue apresado en Japón acusado de malversación.

Por lo pronto, los títulos de Renault se desplomaron más del 8% en la bolsa de París. De esta manera, la acción del gigante automotriz se derrumbó un 8,43% a 59,06 euros, en un mercado parisino que retrocedió a 0,79%.

Ghosn fue arrestado este lunes en Tokio por presunta malversación tras una investigación interna del fabricante de automóviles. El Consejo de Administración de Renault anunció que "se reunirá lo antes posible" para tomar cartas en el asunto.

El ejecutivo era poco más que venerado en Japón por haber salvado a Nissan de la quiebra. La acusación contra Ghosn por presunta malversación llegó tras una investigación interna del fabricante de automóviles.



Carlos Ghosn llegó a Tokio en la primavera de 1999 para salvar a Nissan, que acababa de unirse al grupo francés Renault. Fue nombrado presidente dos años después. Apodado "cost killer" ("asesino de costes"), transformó un grupo en plena debacle en una empresa muy rentable con una facturación anual de cerca de 100.000 millones de dólares, lo que le valió una cierta veneración en el archipiélago.

Carlos Ghosn preside también el consejo de administración de Mitsubishi Motors, empresa que salvó a finales de 2016 al adquirir a través de Nissan una participación del 34% en el grupo, entonces enzarzado en un escándalo de falsificación de datos.

La asociación Renault-Nissan-Mitsubishi es una construcción con equilibrios complejos, constituida por empresas distintas ligadas por participaciones cruzadas no mayoritarias. Renault posee un 43% de Nissan, que a su vez tiene un 15% de Renault y un 34% de Mitsubishi Motors. Recientemente circularon rumores de fusión.

Dejá tu comentario