5 de agosto 2002 - 00:00

Confirman fuerte suba de ingresos en Buenos Aires

La recaudación de impuestos superó los mejores augurios en la provincia de Buenos Aires. En julio fue 48,9 por ciento mayor que la del mismo mes del año pasado. Sin embargo, este año sigue siendo peor que 2001. El acumulado de recaudación muestra que en 2002 la provincia cobró 5,3% menos que en el mismo período del año pasado. A pesar de esto, si Felipe Solá mejora 10% sus ingresos antes de fin de año, podrá cumplir -si no aumenta el gasto-con el compromiso fiscal firmado con Nación.

Confirman fuerte suba de ingresos en Buenos Aires
Buenos Aires - En la medida en que Felipe Solá mantenga hasta fin de año el achique constante de 13%, la provincia de Buenos Aires no tendrá problemas para cumplir con el pacto fiscal que dos meses atrás firmó con Nación.

El puntal de ese cumplimiento es la buena performance recaudatoria que la provincia registró en los últimos tres meses y, sobre todo, en julio, que mostró una suba de 48,9% respecto del mismo mes de 2001.

Igualmente, a pesar de esos incrementos sostenidos, todavía falta un resto para revertir la fuerte caída del primer cuatrimestre del año, cuando Buenos Aires acumuló una baja interanual de alrededor de 30%.

Cerrado julio, el acumulado de recaudación muestra que en 2002 la provincia cobró 5,3% menos que en el mismo período del año pasado.

Así y todo, con mejorar apenas 10% sus ingresos antes de fin de año, Solá podrá -siempre y cuando no aumente los gastos, tarea difícil en un escenario de suba de precios- cumplir el compromiso de reducción del déficit.

«Con esta suba de recaudación y manteniendo un ajuste del gasto primario del orden de 13%, la provincia cumplirá sin problemas las metas fiscales pactadas con Nación», afirmó
Dante Sica, economista jefe del Centro de Estudios Bonaerense.

Pero, ¿es posible que continúe en alza la recaudación? Todo indica que sí. En los últimos meses, los ingresos crecieron por efecto de la inflación y por lo que
Santiago Montoya, de Ingresos Públicos, define como «medidas de política tributaria».

Sobre el primer punto, el tester es el comportamiento de Ingresos Brutos (en julio creció 27,7% respecto de 2001), impuesto que incluso -detalla Sica-crece más que la variación inflacionaria por tratarse de un fenómeno acumulativo.

En cuanto a las políticas fiscales, la mejora julio '02 a julio '01 en Inmobiliario (23,4%) y Automotor (38,1%) le da la derecha a Montoya. Como se trata de cuotas fijas, la suba se explica porque
más contribuyentes están pagando.

De todos modos, la gran mejora sigue siendo consecuencia de una moratoria con resultados altamente positivos. En el acumulado enero-julio, este año mejoró 55,9% respecto de 2001 y en julio-julio, la suba fue 331%.

Dejá tu comentario

Te puede interesar