16 de diciembre 2011 - 00:00

Avatares de Radio y TV

Avatares de Radio y TV
Siempre resulta interesante escuchar a un hombre de radio como Héctor Larrea, quien elaboró un recorrido por parte de su historia junto a Matías Martín en radio «Metro». Larrea evocó sus primeros momentos en la TV en los años 60, y confesó que cuando conducía «El mundo del espectáculo», lo hacían traducir parlamentos del inglés al español para elaborar resúmenes, «pero inventaba a lo pavote cuando no entendía lo que decían». También recordó cuando Goar Mestre le llamó la atención sobre su adjetivación excesiva: «Yo solía decir, este actor deslumbrante, que cautiva con su mirada y apabulla con su gestualidad, y demás calificativos, sólo porque no recordaba su nombre. Siempre fui frágil de memoria y me olvidaba, entonces llenaba el aire con adjetivos».

Larrea también se refirió a sus aciertos, que atribuyó a la suerte más que al talento: «Para estar en radio hay que saber un poco de todo, lo que puede equivaler a no saber nada en profundidad, pero eso no es malo, es lo que pide el medio». Sin embargo reconoció que se había rodeado de gente culta y que eso lo ayudó. Con su trabajo de cadete en una editorial, Larrea solía recorrer todas las librerías y pasaba largas horas charlando con los libreros de oficio «esos que saben en serio, que no tienen que consultar la computadora a ver si tienen un libro y de qué trata». Larrea contó que pasó por la TV para tener poder en radio y elegir realmente el lugar que quería tener. Sigue conservando una radio en cada rincón de su casa, una en el baño (a prueba de agua en la ducha, otra en el sector seco), y así en el resto de los ambientes. Con 50 años de radio, este año estuvo en Nacional en la primera mañana y desde el año próximo pasará a la franja de 14 a 17.

Luego de haberse despedido al aire en sus respectivos programas, Oscar González Oro y Beto Casella seguirán cada uno al frente de los que tuvieron este año. El primero en «Radio 10» con «El oro y el oro» en la segunda mañana y Casella en «Pop» con «Bien levantados» en la primera mañana. Resultó muy curiosa la actuación de los involucrados, Oro dijo que había cumplido un ciclo y estaba contento con pasar a la noche, mientras Casella se enfrentó con Gelblung porque iban a ser competidores. Todo pareció una estrategia para tantear la respuesta de la audiencia que finalmente seguirá con la misma oferta radial en 2012, en lo que concierne a estos animadores.

Mariano Closs fue desvinculado esta semana de La Red, AM 910 donde conducía «Un buen momento» y ganaba el rating de su franja. Closs sostuvo que los motivos que dio la emisora fueron por «Incumplimiento de contrato. Me dijeron que no cumplía con las horas de trabajo en la radio, cuando no es así. Todo el mundo sabe lo obsesivo que soy, me bajo de un avión y agarro un celular. Pero a mediados de noviembre me notificaron que ya no podía salir al aire por teléfono, algo que estaba permitido por contrato». Sin embargo en los pasillos de la emisora alegan que la causa sería que el relator se quejó contra las autoridades cuando no le permitieron relatar a River en la B Nacional.

Se entregaron los premios a la TV que vota CAPIT (productores independientes de TV), y que ya eclipsan lo que será el Martín Fierro 2012, pues, se descuenta, tendrá muchos ganadores similares, a saber: «El elegido» y «El hombre de tu vida», como los grandes vencedores, con cuatro premios cada uno, seguidos de «Showmatch» (3 premios). Entre los actores distinguieron a Rodrigo De la Serna («El puntero), Leticia Brédice, Lito Cruz y Mónica Antonópulos, por «El elegido». En conducción ganaron Marcelo Tinelli y Mariana Fabbiani. APTRA debería tomar nota de la precisión en los rubros de CAPIT (26) mucho menos que la infinita nómina de APTRA para captar invitados (más de 40, sin contar los de radio).

Dos mujeres sin aire en 2012: tanto Ernestina Pais como Mariana Fabbiani, quedarán fuera de la TV el año próximo. La primera anunció que quiere tomar un año sabático para dedicarse a su familia puesto que «trabajo sin parar en radio y TV hace muchos años. En el caso de Fabbiani se debe más bien al cierre de «RSM» que a una decisión personal de dejar la TV.

Dejá tu comentario