25 de noviembre 2013 - 00:00

Dos pobres grandes

Bruno Zuculini y Rodrigo De Paul festejan el único gol del partido. Racing le ganó a River en un  cotejo que mostró la actualidad de los dos.
Bruno Zuculini y Rodrigo De Paul festejan el único gol del partido. Racing le ganó a River en un cotejo que mostró la actualidad de los dos.
El partido fue una muestra del lugar que ocupan ambos en la tabla. Racing, que marcha penúltimo, le ganó por muy poco a un River que comparte con Olimpo la posición 17°, es decir uno arriba de su vencedor.

Dos equipos desordenados, con errores defensivos y con muy poco poder ofensivo entregaron un pobre espectáculo que ganó Racing porque a los 13 minutos Bruno Zuculini embocó de cabeza un centro de De Paul, en una jugada preparada, pero donde hubo complicidad de la defensa de River que se quedó estática y no marcó a nadie.

Ramón Díaz intentó armar un esquema para que Teófilo Gutiérrez esté más cómodo, por eso le puso al lado a Giovanni Simeone como centrodelantero y a Manuel Lanzini de enganche, pero el colombiano tocó muy pocas pelotas y tuvo sólo dos chances de convertir, donde mostró su calidad técnica. Una en el primer tiempo que le tapó Saja y otra que se fue por arriba del travesaño.

Racing, por su parte, jugó al "estilo Merlo". Es decir mucha lucha y prioridad en la defensa por sobre el ataque. En ese esquema la vuelta de Pelletieri fue muy importante porque liberó a Zuculini en posiciones un poco más ofensivas. Merlo en el segundo tiempo salió a cuidar la diferencia y mandó el equipo cada vez más atrás. River con pelota y terreno mostró toda su impotencia, por lo que podían jugar dos horas más que no le iba a empatar. Racing por lo menos sumó y festejó.

Dejá tu comentario