El adiós a Ana Diosdado

Edición Impresa

 La dramaturga y actriz argentino-española Ana Diosdado, una de las figuras relevantes de la escena en España, murió ayer en Madrid a los 77 años, durante una reunión de la junta directiva de la Sociedad General de Autores. Según el informe, Diosdado, quien padecía de leucemia crónica desde hace varios años, sufrió un desvanecimiento y, a pesar de la atención médica, no fue posible su reanimación.

Nacida en Buenos Aires como Ana Isabel Álvarez-Diosdado Gisbert el 21 de mayo de 1938, era hija de los actores españoles republicanos Enrique Diosdado e Isabel Gisbert, refugiados en la Argentina tras el levantamiento de Francisco Franco. Ana debutó en escena a los cinco años en "Mariana Pineda", de Federico García Lorca, en la compañía de Margarita Xirgu, de quien se consideraba su ahijada, aunque en 1950, con el régimen menos duro, la familia regresó a Madrid y Ana cursó estudios en el Liceo Francés y luego en la Universidad Complutense, aunque abandonó antes de obtener su diploma de Filosofía y Letras.

Siguió trabajando en la compañía de su padre, viudo y casado con la actriz Amelia de la Torre, y su afición a la literatura la llevó en 1962 a ser finalista del Premio Planeta con su novela "En cualquier lugar, no importa cuándo".

En 1969 estrenó una adaptación de "A mitad de camino", de Peter Ustinov, y su primera obra original, "Olvida los tambores", se vio en 1970 y le representó un par de premios importantes y la adaptación al cine dirigida por Rafael Gil en 1975. Ese año inició su relación con el actor Carlos Larrañaga, con quien se casó en 1979, y luego de un divorcio nuevamente en Toledo en 1987. Estuvieron casados veinte años.

Algunas de sus obras son "El Okapi", "Usted también podrá disfrutar de ella", "Los comuneros (Si hubiese buen señor)", "Y de Cachemira chales", "Los ochenta son nuestros", "Camino de plata", Cristal de Bohemia", "Decíamos ayer" y "Harira". Realizó numerosas adaptaciones de obras teatrales, como "El knack y cómo lograrlo", de Ann Jellicoe, "Casa de muñecas", de Henrik Ibsen y "La gata sobre el tejado de zinc caliente", de Tennessee Williams. Aunque su gran fama en la órbita hispanohablante se la proporcionó en los años 80 la serie de TV "Anillos de oro", que escribió y coprotagonizó con Imanol Arias. Para la televisión también hizo las series "Juana Manuela" y "Segunda enseñanza".

Dejá tu comentario