Explosión en Moreno: detienen a gasista que inspeccionó escuela

Edición Impresa

El hombre no tenía habilitación para realizar tareas en este tipo de instituciones. Escuelas de Moreno siguen sin clases desde trágico episodio.

A poco menos de dos semanas de la trágica explosión de gas en la Escuela 49 de Moreno, que dejó el saldo de dos muertos,el juez de Garantías N° 2 de Moreno-General Rodríguez, Gabriel Castro, ordenó ayer detener al gasista matriculado que inspeccionó las instalaciones el día anterior al estallido.

Se trata de Cristian Ricobene, que había sido enviado al establecimiento escolar por el intervenido Consejo Escolar de Moreno y quien -a pedido de la fiscal Gabriela Urrutia- quedó acusado de supuesto homicidio culposo, agravado por la muerte de dos personas, bajo la sospecha de que no habría seguido los correctos protocolos de revisión,

Según trascendió, Ricobene contaba con una matrícula profesional categoría 3, que lo habilitaba sólo para controlar instalaciones en viviendas. La detención, a cargo de la DDI de General Rodríguez, se concretó ayer en su domicilio de la localidad de Trujuy, en el partido de Moreno. Hoy será indagado por la fiscal.

El avance de la investigación se da en paralelo al operativo desplegado por el Gobierno de María Eugenia Vidal para revisar -con una cuadrilla de 40 gasistas matriculados- cada una de las 275 escuelas del partido que comanda el kirchnerista Walter Festa.

Por esa ingeniería, disparada en medio de denuncias generalizadas de deterioro en la infraestructura, los colegios de Moreno permanecían ayer sin dictar clases por segunda semana consecutiva, aunque con diagramas especiales que incluyen la entrega de fotocopias para que los alumnos avancen en la incorporación de contenidos en sus casas.

Ricobene había visitado la Escuela 49 el miércoles 1 de agosto a pedido de la vicedirectora Sandra Calamano, ante la persistencia de pérdidas de gas en el colegio.

Horas después, en el inicio de la jornada escolar del jueves 2 y poco antes del ingreso de los alumnos, la acumulación de gas en la sala de profesores derivó en una violenta explosión que provocó la muerte de Calamano y del auxiliar de maestranza Rubén Rodríguez.

El gasista había sido enviado por el Consejo Escolar de Moreno, intervenido por el Gobierno de Vidal desde octubre pasado por irregularidades en el manejo de fondos.

El pasado viernes el interventor, Sebastián Nasif, presentó su renuncia ante el director general de Cultura y Educación provincial, Gabriel Sánchez Zinny, tras denunciar que recibió amenazas contra él y su familia. En su reemplazo fue designada Ana Politi, quien había sido consejera escolar en Malvinas Argentinas.

Frente a este escenario, el Frente de Unidad Docente bonaerense -que tiene como socios a Suteba, Feb, Sadop, Amet y Udocba- desplegará mañana a las 11 una movilización desde la Plaza de Moreno hasta la Dirección General de Cultura y Educación, en La Plata, para elevar sus reclamos en materia de infraestructura y comedores escolares.

Dejá tu comentario