19 de noviembre 2013 - 00:00

Familias que crecen: la oferta de 7 plazas

El universo de vehículos de tres filas de asientos se va ampliando. Renault Kangoo, Chevrolet Spin y Fiat Dobló son las alternativas más accesibles.

Familias que crecen: la oferta de 7 plazas
En un mercado con niveles altos de crecimiento, como ocurre en la Argentina, la oferta suele ganar en variedad. Y en los últimos tiempos han avanzado las opciones con tres filas de asientos y siete plazas, pensadas principalmente para familias numerosas. El cliente que necesita contar con butacas extra verá que la disponibilidad es amplia, y que hay un abanico que cubre un generoso rango de precios: puede gastar u$s 169.900 o $ 116.000. En el medio, hay un muestrario de modelos que abarca diferentes marcas y conceptos.

El más económico en esta línea es el multipropósito Renault Kangoo, que en su versión Authentique Plus 1.6 cuesta $ 121.100. La marca del rombo posee en ese segmento el único vehículo con tres filas de asientos, condición que constituye una ventaja competitiva. Tiene dos puertas laterales corredizas que permiten un acceso fácil a los pasajeros.

En función de precios, sigue el Chevrolet Spin, en la alternativa LTZ naftera con transmisión manual. Vale $ 135.500, aunque también hay opciones diésel y con caja automática. Se destaca un buen nivel de equipamiento en función del precio, en el que se incluye el sistema multimedia MyLink, con pantalla táctil. La marca estadounidense es la que mayor oferta tiene en siete plazas: su portfolio también incluye, en materia de SUV, a la Captiva ($ 197.800, LS 2.4) y a la Trailblazer ($ 339.160, CTDI 4x4 LT).

Fiat también cuenta con un producto accesible para el segmento: Fiat Dobló, $ 136.600, que llega importado desde Turquía. Incorpora un elevado nivel de equipamiento de confort y seguridad: doble airbag frontal (de serie) y airbags laterales (opcional), sistema de frenos con ABS y EBD (de serie), sistema de control de estabilidad ESP (opcional). La motorización es 1.4 Fire de 95 CV de potencia. Quien tenga algo más que dos centenas de miles de pesos tiene más opciones que las ya mencionadas de Chevrolet.

Peugeot llega con el 5008 Allure a $ 200.300. Importado de Francia, incorpora motor 1.6 turbo de 156 CV (desarrollado en conjunto con BMW) y caja manual de seis marchas.

Con muy poca diferencia de precio figura otro exponente PSA: Citroën Grand Picasso 1.6 HDi, a $ 204.600. Esta motorización diésel está asociada a transmisión manual de seis velocidades. Ford, en tanto, se suma con otro monovolumen, el S-Max, cuya variante Trend tiene un valor de $ 207.350. Incorpora el sistema "Ford Fold Flat System", que permite aprovechar al máximo el espacio disponible utilizando diferentes configuraciones para el interior.

Para saltar a otro vehículo hay que desembolsar $ 257.500, que es lo que cuesta el Dodge Journey SXT. Con motor 2.4 de 170 CV, se produce en México y en su rediseño agregó modificaciones estéticas, un nuevo diseño del panel de a bordo, suspensiones recalibradas y agregados en el equipamiento.

La oferta de Volkswagen tiene a la segunda generación del Sharan, que vale $ 309.550. Suma puertas traseras corredizas y mide 4,85 metros de largo. Ya en el mundo premium, que cotiza en dólares, aparecen: Hyundai Santa Fe (u$s 51.000), Chrysler Town&Coun-try (u$s 82.300), Audi Q7 (u$s 101.000), BMW X5 (u$s 120.000), Mercedes-Benz GL (u$s 169.900).

Dejá tu comentario