FIFA al ataque contra antiguos dirigentes

Edición Impresa

Dos semanas después de la elección de Gianni Infantino como presidente de la FIFA, la institución solicitó ayer a la Justicia estadounidense recuperar "decenas de millones de dólares" de sus antiguos directivos perseguidos en los Estados Unidos, acusados de haber malversado más de 200 millones de dólares.

Inmersa en el peor escándalo de corrupción de su historia, la FIFA se basa en la investigación estadounidense para también acusar a Sudáfrica de haber pagado 10 millones de dólares en sobornos, incluyendo al polémico dirigente Jack Warner, para la obtención del Mundial 2010, según los documentos hechos públicos ayer.

Horas después, la FIFA transmitió a los medios una "nota aclaratoria" en la que se precisaba que el acto de acusación de la Justicia norteamericana "no dice que Sudáfrica haya comprado la Copa del Mundo a cambio de sobornos. La FIFA tampoco lo afirma".

"El acta de acusación estadounidense, sobre el que la FIFA basa su petición de restitución, acusa simplemente a ciertos individuos de comportamientos criminales", precisó la institución. Sobre todo, la FIFA se considera expoliada por sus antiguos responsables. "La FIFA ha transmitido los documentos a las autoridades estadounidenses para reclamar decenas de millones de dólares" a 39 antiguos dirigentes del fútbol mundial, entre ellos vicepresidentes de la federación internacional, perseguidos por la Justicia estadounidense por corrupción, subrayó la institución.

Dejá tu comentario