16 de noviembre 2011 - 00:00

La Thatcher de Streep provoca amores y odios

La actuación de Meryl Streep como Margaret Thatcher (en la foto junto al afiche que inauguró personalmente el lunes frente al Parlamento británico) es lo único que nadie discute.
La actuación de Meryl Streep como Margaret Thatcher (en la foto junto al afiche que inauguró personalmente el lunes frente al Parlamento británico) es lo único que nadie discute.
Londres - Mientras los elogios sobre la actuación de Meryl Streep son unánimes, la Margaret Thatcher que encarna en «The Iron Lady» (La dama de hierro) recibió críticas muy dispares, no sólo en los medios británicos.

Amigos y familiares de Thatcher, por ejemplo. definieron el film como una «fantasía izquierdista».

El conservador «Daily Mail», calificó la actuación de Streep de «magnífica» y considera que la película es «equilibrada». El columnista de cine Baz Bamigboye la ha descripto como «una actuación de cotas altísimas que establece un nuevo listón a la hora de actuar, una mordaz interpretación sobre las enormes fuerzas que conformaron la vida de la Señora T» (apodo de Thatcher). «Cómo la gente reaccionará depende la actitud que tuviera hacia ella. Los sindicatos la encontraran demasiado amable y no gustará mucho en Argentina, pero los republicanos estadounidenses envidiarán no tener un candidato con una fracción de la convicción de Thatcher», ironiza.

«The Times» dice que la actriz lo hace todo bien, con «la sonrisa, la entonación, las posturas» y que consigue «encontrar a la mujer en la caricatura».

«The Guardian» cree que es una película por la que la propia «dama de hierro» podría sentir simpatía porque encarna a una «Thatcher sin thatcherismo», en el sentido de que, pese a que incluye imágenes de archivo de disturbios callejeros, «apenas se aborda el ambiente de la calle, el costo social o el efecto de las controvertidas políticas de su gobierno».

De ahí que el principal activo de este biopic de Phyllida Lloyd -quien ya dirigió a Streep en «Mamma Mia»-, según «The Guardian», sea la «increíble» interpretación de Streep, «una obra de arte en cuanto a mimetismo», con idéntica mirada desafiante.

La película, que se estrenará el 6 de enero en el Reino Unido, retrata a una Thatcher anciana, solitaria y afectada por la demencia, mientras intenta recordar episodios de su vida. En una escena se queja en una pequeña tienda de los precios del siglo XXI y en otro momento aparece despistada y sin darse cuenta de que su inseparable marido, sir Denis, ha muerto.

Según revela «Daily Telegraph», algunos de sus antiguos colegas y compañeros de Gabinete han querido distanciarse de la película que recuerda episodios tan polémicos como la guerra de las Malvinas o las huelgas de los mineros, que Thatcher manejó con mano dura. Lord Bell, un cercano asesor de en los 80, dijo que no piensa publicitar esta «basura».

Sin embargo, para Mathew Parris, ex diputado conservador y colaborador de Thatcher, esta película la ha convertido en «la heroína de una historia de mujeres».

Dejá tu comentario