Momentos importantes para la Bolsa norteamericana

Edición Impresa

Como usualmente ocurre con la psicología de masas, la misma muta del negativismo en los pisos a positivismo en los techos. Luego de que el mercado recupera, observadores, analistas, explican el porqué de la recuperación, las razones por las cuales se ha generado la recuperación, y proyectan y auguran en general que por los mismos motivos la perdurabilidad de la recuperación, cuando este comportamiento se generaliza contrariamente a lo que la mayoría cree el mercado ya está listo para cambiar la tendencia, es decir terminar la recuperación y empezar una caída.

Al revés, cuando el mercado empieza a caerse, se empiezan a conocer motivos que explican la caída (siempre ex post) y las razones por las cuales el mercado debería seguir cayendo, cuando este sentimiento negativo se acentúa, el mercado estará en su piso y listo para cambiar su tendencia de bajista a alcista.

Es por ello que nosotros nos concentramos en mirar el mercado, tratar de analizar sus figuras y los patrones que realiza la psicología de masas para tratar de predecir el próximo movimiento, que muchas veces está reñido con la opinión de la mayoría y está bien que así ocurra para que el mercado se caiga fuerte debe estar comprado con la mayoría de los participantes positivos, y para que el mercado suba debe estar vendido con la mayoría de los participantes negativos.

Lo que ocurrió con la Bolsa norteamericana y el petróleo es un fiel reflejo de cómo funciona esta ley natural, para tomar dos mercados como ejemplo, en marzo de este año cuando el Dow alcanzara su mínimo de 6.470 puntos, y el Sp500 niveles de 666, en medio de rumores de quiebras de Citi, de General Motors, todos preguntaban quién sigue en los bancos para caer, y proyecciones de 5000 de Dow y de 500 de Sp500 eran muy fáciles de escuchar, como también un oro yendo a los 2.000 puntos.

En marzo fue el pico de la exacerbación negativa de la psicología para la Bolsa y para los commodities (se hablaba de un petróleo a 20 dólares), y el pico de la psicología positiva del bono de 10 años de EE.UU., y el oro como refugio ante la debacle de las acciones y los commodities.

Tres meses después el índice Dow contrariamente a lo que se pensaba en marzo, se levantó desde 6.470 hasta un máximo de 8.875 en junio, el Sp500 desde un mínimo de 666 hasta 956 puntos en junio, el petróleo desde niveles de 35 dólares a máximos de 73 dólares.

En consonancia y de acuerdo a cómo hemos proyectado desde reportes técnicos y desde estas líneas, las verdaderas estrellas fueron las Bolsas de mercados emergentes, Brasil recuperó fuertes posiciones sus acciones principales Petrobras, Vale, Itau subieron un 70%-80% promedio, y la Bolsa argentina tampoco fue ajena a este movimiento con Tenaris liderando la recuperación.

Ni qué hablar de Bolsas como la India, la China, Rusia, que experimentaron fuertes recuperaciones, también lo hicieron las Bolsas norteamericanas, más suba de commodities es como música para los oídos del Bovespa, Merval, Shanghai Stock Exchange, Bombay Stock Exchange.

Ayuda

En los últimos días hemos podido leer algunos artículos en medios de prensa locales que expresaban que la recuperación de la Bolsa de Brasil y de China, proyecta un segundo semestre de recuperación en la economía de ambos países y que esto ayudará a Argentina.

Es increíble como muta la psicología de negativa a positiva, los guarismos de recuperación en las bolsas han sido importantes y el primer semestre el que estuvo comprado en Acciones de mercados emergentes, tuvo grandes ganancias, bien en contraposición con lo que había ocurrido en el segundo semestre del año 2008 que fue fatídico para las inversiones de riesgo tanto en EE.UU., como en mercados emergentes.

La psicología mutó y lo hizo rápida y volatilmente, y los precios treparon en 3 meses ante la mirada atónita de los analistas que recién en las últimas semanas empiezan a alzar voces para decir que Lo peor ya pasó. Estas voces como generalmente ocurre, se alzan luego de que el mercado ya ha mostrado el camino, el Sp500 subió un 45 % desde los mínimos, el Dow un 38 % desde sus mínimos hasta los máximos de 8875.

Ahora bien en los últimos días los mercados están mostrando algo distinto, en efecto en el artículo de la semana pasada advertíamos del commodity estrella el petróleo que podía haber hecho un pico importante, el mercado nos dio la razón y vimos una caída del 15% en apenas dos semanas en el valor del crudo, en el caso de la bolsa americana el Dow desde los máximos de 8875 alcanzó niveles de 8206 ayer lunes, mientras que en el caso del Sp500 pasamos de niveles de 956 hacia niveles de 887 puntos.

Esta caída en las Bolsas, con el ajuste en los commodities ha producido un ajuste también en las bolsas latinoamericanas y de mercados emergentes, por lo tanto la pregunta más importante aquí es que es lo que puede seguir en los mercados y como puede afectar esto a nuestro mercado latinoamericano??.

Técnicamente el Dow y el Sp500 los dos indicadores líderes de la bolsa americano, están definiendo si el ajuste puede extenderse por varias semanas y luego veremos si en realidad el ajuste se transforma en caída, ello mutará la psicología a negativa y la exacerbará para las próximas semanas.

Los niveles son claros, el Sp500 tiene su media de 200 días en niveles de 887 niveles alcanzados en el día de ayer, y el Dow Jones en niveles de 8410 puntos, ambos índices tienen figuras de reversión tipo hombro cabezas hombros que se confirman con niveles debajo de 8260 base cierre el Dow y con niveles debajo de 890 el Sp500.

Con estos patrones de reversión, unido a la media de 200 días, si el mercado perfora los 8.200 puntos en el dow y niveles de 887-890 en el Sp500 será altamente probable varias semanas de ajuste o de caídas. El objetivo del ajuste sería al menos recortar el 50 % o 62 % de lo que el mercado avanzó desde Marzo hasta Junio, es decir en el caso del Dow a la zona de 7.675-7.500 puntos y en el caso del Sp500 hacia la zona de 815-780 puntos.

Si el mercado perfora esos niveles y se confirma una corrección la psicología mutará a negativa nuevamente, nosotros pensamos que aún con esa caída a 7.675-7.500 puntos, o el Sp500 en 815-780 creemos que tendremos una nueva recuperación hacia 9.600-10.300 de dow y niveles de 1.120-1.230 del Sp500, pero eso será tema de análisis en futuros reportes.

Lo que ahora debemos observar es el soporte de 887-890 en el Sp500 y 8.200 en el Dow, perforado ambos se confirmará un escenario de caída, esta caída debería también producir una caída en los commodities, y de la misma forma que el comportamiento de marzo a junio fue música para los oídos y viento de cola como prefieren decir muchos analistas para los mercados latinoamericanos y emergentes, este comportamiento producirá seguramente un significativo ajuste en los índices latinoamericanos, y de mercados emergentes bursátiles, Merval, Bovespa entre otros ajustarán un porcentaje de todo lo que ganaron en el primer semestre del año, y como ocurre generalmente esos ajustes producirán ruidos, malas noticias y el regreso del escepticismo, cuando ello ocurra recién el mercado estará listo para producir el piso sólido del ajuste y las bolsas habrán limpiado lo suficiente para volver a subir y llevar los precios a los objetivos oportunamente proyectados que en el caso del Dow sería 9.600-10.300 .

Es muy importante esta semana para ver si se confirma un ajuste profundo y por lo tanto bajará todo lo que subió en el segundo trimestre, acciones, commodities, euro, y subirá lo que bajó en el segundo trimestre, bono de 10 años, y dólar contra todas las monedas.

Veremos....

Dejá tu comentario