Policías: ratifican denuncia de Stornelli

Edición Impresa

La cúpula de la Policía Bonaerense ratificó ayer ante la Justicia la denuncia del ministro de Seguridad de la provincia, Carlos Stornelli, sobre la posible participación de efectivos en crímenes resonantes para desestabilizar al Gobierno de Daniel Scioli.

Se trata del jefe de la Policía Bonaerense, Juan Carlos Paggi; el jefe de Comunicaciones, Hugo Matzkin; y el jefe de Investigaciones, Salvador Baratta, quienes declararon durante más de 5 horas ante el fiscal penal de La Plata, Marcelo Romero.

Paggi remarcó que no todos los 54 mil efectivos están involucrados en esa denuncia y confirmó que puso «a toda la Policía a disposición de la Justicia» y que «la institución está abocada a aportar datos para la investigación».

Tanto Paggi como Matzkin y Baratta reconocieron que conocían el tipo de maniobras denunciadas, e incluso el último de ellos aseguró que tenía conocimientos de hechos similares desde cuando fue jefe de la distrital La Plata. En ese sentido, Baratta recordó que había presentado una denuncia en 2007 en la fiscalía de delitos complejos de La Plata que quedó archivada y en su momento le costó su puesto y su traslado a la distrital de Trenque Lauquen.

También los tres jefes policiales coincidieron en que «esta gente es capaz de cualquier cosa», pero que no los ven «con la valentía de armar una conspiración contra el Gobierno», aunque aclararon que «podrían matar a ciudadanos».

Según informaron fuentes judiciales, la ronda de declaraciones continuará hoy a las 9.30, cuando el fiscal Romero le tome declaración a la abogada María Alejandra Provítola, jefa de Auditoría General de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense.

El viernes último declaró ante Romero el comisario Carlos Catalano, el flamante jefe de la Dirección Prevención del Delito contra la Propiedad Automotor, área en la que se realizaron las reformas a raíz de las cuales según Stornelli se pudieron generar las molestias que impulsaron un presunto plan para desestabilizar al Gobierno de Daniel Scioli.

Una fuente judicial explicó que Catalano detalló al fiscal los cambios efectuados en la dirección, que incluyeron el relevo del jefe y subjefe del área y del coordinador y los titulares de las plantas en las que se realiza la verificación policial de los vehículos.

Catalano reemplazó en su cargo al frente de la dirección del área de Automotor al comisario Marcelo Andrade, luego designado en Investigaciones de Mercedes y desplazado días atrás de la fuerza por orden del ministro Stornelli. El jefe de la Dirección de Automotores fue el primer policía en prestar declaración testimonial debido a que según la denuncia de Stornelli los cambios y modificaciones que realizó en esa área y que permitieron descubrir irregularidades, habrían motivado que cierto sector de la fuerza se viera perjudicado y llevara adelante un plan de desestabilización.

Siempre según la denuncia, los crímenes de tres mujeres en asaltos cometidos entre el 17 de noviembre y el 6 de diciembre en el conurbano habrían sido instigados por ese sector, que presuntamente reclutaba menores de edad en asentamientos y les pagaba para cometer los ataques y generar conmoción social.

Dejá tu comentario