Zárate: obispo desautorizó al polémico cura

Edición Impresa

La insólita y polémica medida que tomó un cura de la parroquia San Isidro Labrador, de Lima, en Zárate, en donde les prohibía determinado uso de vestimentas a los fieles, generó un fuerte rechazo del obispo de Zárate, quien ayer desautorizó al cura a través de un mensaje dirigido a los fieles.

"La Iglesia tiene las puertas abiertas para todos", señaló el obispo de Zárate-Campana, monseñor Pedro Laxague, según cita la agencia AICA. "Como obispo me opongo totalmente a que se pongan indicaciones taxativas en la entrada de los templos", señaló.

La polémica la había iniciado a comienzo de esta semana el cura Carlos Scarlatta, cuando prohibió el uso de calzas, minifaldas y short dentro de su iglesia. Según él, son una distracción para los hombres y no son apropiados para las mujeres que van a la iglesia.

Ante la polémica que se desató y las incontables cataratas de críticas que recibió Scarlatta, el obispo a través de un mensaje sostuvo: "Es de hombres, es de adultos, reconocer los errores y pedir perdón. Y yo asumo ese pedido de perdón a la comunidad, a los que se han sentido discriminados", concluyó.

El cura de la polémica intentó explicar la medida al decir que: "Tener una calza, una mujer, es estar mal vestida. ¿Vos no sos hombre? ¿No sentís nada? Los hombres que están atrás de una calza... el 'tipo' empieza a mirar para todos lados, porque (la mujer) insinúa, porque está excitando", dijo este martes a la prensa el religioso.

Dejá tu comentario