Lifestyle

El "gen dentista" que repara la sonrisa

Fue aislado en ratones. Pero hallan que su mecanismo de acción puede ser manipulado, lo que abre camino a la medicina regenerativa para dientes cariados o rotos.

Un estudio publicado en la revista Nature Communications da cuenta que fue descubierto el gen "dentista" que repara la sonrisa, se llama Dlk1 y actúa estimulando una particular población de células estaminales responsables de la producción de la dentina, el tejido que constituye el "cuerpo" del diente bajo el esmalte.

Este mecanismo de acción, individualizado en ratones, puede ser manipulado. Los primeros ensayos en animales demostraron que favorece la regeneración, abriendo el camino a nuevas curas para dientes cariados o dañados por traumas, como indica el estudio realizado en colaboración internacional coordinado por la británica Universidad de Plymouth.

Estudiando los incisivos en crecimiento continuo en ratones los investigadores, con Bing Hu a la cabeza del equipo, individualizaron una nueva población de estaminales que contribuye en la producción de dentina.

La observación demuestra asimismo que cuando estas estaminales son activadas, mediante el gen DlK1, envían una señal a las células madres del tejido para regular su actividad y el número de células que producen.

Este es el primer estudio que da cuenta la centralidad del gen Dlk1 en el proceso: revela además que Dlk1 puede potenciar la activación de las células estaminales y la regeneración del tejido en un modelo de laboratorio que estimula la reparación de los dientes lesionados.

Oportunamente controlado, este mecanismo podría llevar a nuevas soluciones terapéuticas para caries y lesiones traumáticas de los dientes, también servirán a muchos estudios para poder determinar dosis y duración del tratamiento.

"Las células estaminales son muy importantes porque en un futuro podrán ser utilizadas en un laboratorio para regenerar tejidos dañados o perdidos a causa de enfermedades y, por consiguiente, es crucial comprender cómo funcionan", puntualizó el coordinador del estudio, Bing Hu.

"Descubriendo nuevas estaminales que producen el cuerpo del diente y comprendiendo su uso de Dlk1 fundamental en la reparación del tejido, hemos dado un importante paso para comprender la regeneración de las estaminales", explica el experto.

"En esta fase el trabajo fue realizado sobre modelos de laboratorio y servirán ulteriores averiguaciones para poderlo trasladar al ser humano. Todavía se trata de un importante giro para la medicina regenerativa que podrá tener un gran impacto en los pacientes futuros", precisa Bin Hun.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario