Julia Roberts vuelve a la pantalla grande

Espectáculos

En los últimos ocho años, Julia Roberts se convirtió en madre, incursionó en Broadway (en Tres Días de Lluvia) y puso su voz para hacer hablar a una araña (en La telaraña de Charlotte) y a una hormiga (en Bienvenido al Hormiguero).

El próximo mes, ella vuelve a aparecer en lo que se ha convertido en un papel sorprendentemente desconocido para una actriz que fue la más taquillera estrella femenina de Hollywood durante una década: actriz protagónica.

Mientras que muchos en el mundo de las películas miran hacia los premios de la Academia, Universal Pictures ha estado sentando bases para el estreno del 20 de marzo en Estados Unidos de Duplicity -que en nuestro país se verá el 26. La película es un jugueteo romántico sobre dos personas que trabajan en seguridad corporativa, quienes planean estafar a las empresas y el uno al otro.

Escrita y dirigida por Tony Gilroy, quien hizo Michael Clayton, una de las nominadas a mejor película el año último, presenta la dupla de Clive Owen y Roberts en su primer papel protagónico desde 2001. Ese año, Roberts terminó una larga serie de papeles en comedias románticas con sus actuaciones en La pareja del año y La Mexicana.

Su regreso creó de nuevo un revoloteo de esperanza entre los productores y cineastas, quienes están ansiosos por conseguir algún tipo de poder femenino estelar desenfrenado. Ha habido escasez de este tipo de figuras desde que Roberts, quien cumplió 41 años en octubre, comenzó a concentrarse en criar a sus hijos y aceptó un puñado de papeles fuertes en películas de gran elenco como La sonrisa de Mona Lisa, Closer y La Gran Estafa y La Nueva Gran Estafa. Tuvo un papel destacado en la película del año 2007 La guerra de Charlie Wilson, pero compartió la pantalla con Tom Hanks, Amy Adams y Philip Seymour Hoffman.

"Nadie ha podido llenar el vacío", dijo una productora, quien habló desde el anonimato para no perjudicar sus oportunidades de conseguir actrices como Reese Witherspoon, Amy Adams y Scarlett Johansson. Ninguna de esas actrices ha podido aproximarse a la seguidilla de éxitos protagonizados por Roberts en los años ?90 con películas como Erin Brockovich (por la cual ganó un Oscar), Novia en fuga y Notting Hill.

La semana última, Roberts dijo a través de su publicista, Marcy Engelman, que no hablaría de su decisión de protagonizar Duplicity, o de sus motivos por dar un paso al costado, si no atrás, en la cima de su éxito taquillero. Varias personas cercanas a Roberts afirmaron que su matrimonio, llevado a cabo en 2002, con Danny Moder, quien trabajó detrás de cámaras en La Mexicana, y las exigencias de la crianza de sus tres hijos habían puesto límites a su carrera de actriz.

En 2007, Roberts aceptó un pequeño papel en Luciérnagas en el Jardín, un drama familiar financiado de manera independiente (alrededor de 10 millones de dólares), con un director primerizo, Dennis Lee, y Moder como director de fotografía. La película aún no se ha distribuido en Estados Unidos, aunque Marco Weber, director ejecutivo de Senator Entertainment, dijo que su empresa espera estrenarla a fines de este año.

Dejá tu comentario