Logrado retrato de una amistad impar

Espectáculos

Aquello de Baltasar Gracián “Lo bueno, si breve, dos veces bueno”, tiene una exacta aplicación en los cuentos de Julio Cortázar y en el documental de Cinthia Rajschmir que ahora podemos ver en pantalla grande, bien logrado e interesante por (como mínimo) tres motivos. Uno, la historia de cómo se gestaron “La cifra impar”, “Circe” e “Intimidad de los parques”, obras muy singulares de nuestro cine que Manuel Antín hizo basado en textos de Cortázar. Otro, la forma con que esa historia toma cuerpo en poco más de una hora, un trabajo en que resultan pilares fundamentales Alejandra Marino, coguionista, y Liliana Nadal, montajista. Ahí se combinan fragmentos de esas tres obras acompañados por dibujos y a veces por el regreso a los lugares donde se filmó, las cartas entre ambos autores, la fonocarta con la particular voz del escritor haciendo propuestas, elogios, observaciones y reproches, en un momento también la voz de la imprescindible Aurora Bernárdez, mujer de Cortázar, y recuerdos del propio Antin, meduloso, irónico y agudo como de costumbre.

También participan, aportando calidez, su esposa y colaboradora Ponchi Morpurgo, otra imprescindible; María Marta, hija de ambos, el director de fotografía, Ricardo Aronovich, y las venerables Graciela Borges y Dora Baret, siempre bien predispuestas y agradecidas (un placer, además, ver en buenas copias sus desnudos de juventud). El tercer motivo de interés quizá sea el más importante: el recuerdo de la amistad cultivada entre esos dos hombres talentosos, por sobre las distancias del mar y el pensamiento. Sus miradas coincidían en varios aspectos, y disentían en otros. A cierta altura de la creación, y de la elección política, el disenso fue muy marcado. La amistad se mantuvo.

“Cortázar & Antin. Cartas iluminadas” (Argentina, 2018). Dir.: C. Rajschmir. Documental

Dejá tu comentario