Coronavirus: San Pablo anuncia el regreso gradual de las clases

Mundo

La ciudad más poblada de Brasil reabrirá el ciclo lectivo en octubre con clases de apoyo en primarias y secundarias. La normalización total sería recién en noviembre.

La alcaldía de San Pablo, la ciudad más populosa de Brasil, anunció este jueves el reinicio gradual de las clases en octubre, pero no confirmó el regreso total del ciclo lectivo en medio de la pandemia de coronavirus, como pretende el presidente Jair Bolsonaro.

El alcalde Bruno Covas informó que a partir del 7 de octubre se retomará la actividad parcialmente en las escuelas primarias y secundarias, con clases de apoyo, mientras la actividad presencial podría volver en noviembre, una decisión que está sujeta a la evolución del cuadro sanitario.

El ciclo lectivo normal se reiniciará el 7 de octubre en las universidades e institutos de formación terciaria, en los que tendrán que respetarse normas de distanciamiento social y habrá un límite de alumnos por clase.

Covas, del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB, centro), reiteró este jueves que es preciso tomar decisiones conforme a lo que recomienda la ciencia y proceder con cautela.

Para ello, San Pablo está realizando miles de test serológicos con alumnos de las escuelas públicas y municipales a fin de contar con un cuadro riguroso del nivel de contagio y los riesgos que entraña la vuelta a clases para un eventual agravamiento de la pandemia de coronavirus.

Covas, que sufre de cáncer y ya estuvo infectado con Covid-19, es uno de los líderes de proyección nacional cuyas posiciones divergen claramente con el presidente.

Jair Bolsonaro, un exmilitar de ultraderecha, se opone al aislamiento y otras normas contra el coronavirus recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El mandatario calificó como "absurdo" que las escuelas permanezcan cerradas en casi todo Brasil y criticó a los "gobernadores y alcaldes" que toman decisiones temerosos a la repercusión en los medios de comunicación.

Una vez más, Bolsonaro no respetó este jueves las normas del estado nordestino de Ceará, donde saludó a simpatizantes sin barbijo y se tomó "selfies" con algunos niños.

Las posiciones divergentes entre el ultraconservador y el alcalde de San Pablo también están vinculadas a las elecciones municipales del 3 de noviembre en 5.600 municipios de todo Brasil.

Esos comicios estarán atravesados por la agenda de la pandemia de coronavirus, que ya mató a más de 134.000 brasileños e infectó a poco menos de 4.420.000.

Para Bolsonaro éstos serán los primeros comicios desde que asumió la Presidencia en 2019 y para Covas representan la chance de conquistar un segundo mandato en la ciudad más importante y poblada del país, con 12 millones de habitantes según el último registro del Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas, de este año.

Los niveles de acatamiento del aislamiento social han caído considerablemente en la ciudad de San Pablo y el estado homónimo, donde los dos últimos fines de semana hubo multitudes invadiendo las playas pese a que esto no es autorizado por los reglamentos municipales.

Sin embargo, ese mismo público que viola el aislamiento, apoya mayoritariamente que las clases no se reinicien según lo indicaron encuestas conocidas en los últimos días.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario