Colombia: Uribe indultó a los primeros 16 guerrilleros de las FARC excarcelados

Mundo

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, indultó a los primeros 16 rebeldes de las FARC seleccionados para un programa de excarcelación masiva de presos de esa guerrilla, informaron hoy portavoces gubernamentales.

El beneficio fue otorgado mediante un número igual de resoluciones firmadas por Uribe y el ministro del Interior y de Justicia, Carlos Holguín.

Los 16 "quedan a la espera de la boleta de salida, último paso para recobrar la libertad", explicó el Servicio de Noticias del Estado (SNE) al anunciar la formalización del plan de indulto masivo, con el que Uribe busca favorecer la liberación de secuestrados con fines de canje por parte de las FARC.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) mantienen en esa condición a 56 personas, entre ellas la ex candidata presidencial Íngrid Betancourt y tres estadounidenses, a quienes pretende intercambiar por medio millar de insurgentes presos, incluidos dos extraditados a Estados Unidos.

La agencia oficial explicó que el Ejecutivo tiene listas las resoluciones sobre otros 33 antiguos rebeldes, quienes junto a los ya indultados conforman un grupo de 193 escogidos para el programa de excarcelaciuón anunciado por Uribe a comienzos de este mes.

De ese total, 126 tienen asegurada la concesión del beneficio del perdón de la pena que purgaban, pero no del olvido, que es lo que diferencia al indulto de la amnistía.

Los seleccionados estaban recluidos en medio centenar de prisiones del país y fueron trasladados a una cárcel de paso en la central localidad de Chiquinquirá, en la que permanecen 62 de ellos.

Otros cinco debieron ser regresados a los centros penitenciarios ante la imposibilidad de recibir el indulto, en tanto que 126 fueron concentrados en un antiguo centro vacacional de la población central del Espinal, al llenar los requisitos para dicho beneficio.

Además del indulto, el gobierno podrá excarcelar a estos rebeldes mediante órdenes de cierre y suspensión de procedimientos judiciales, siempre que los procesos o condenas se correspondan con delitos políticos.

El SNE recordó que Uribe ha condicionado estos beneficios a que los excarcelados no vuelvan a delinquir, renuncien a las FARC, la guerrilla más numerosa y antigua de América Latina, y no se alisten en ningún otro grupo armado ilegal.

"Para la verificación del cumplimiento de los compromisos, los ex combatientes pueden estar bajo la vigilancia de un país amigo, de la Iglesia católica y del Programa de Reintegración a la Vida Civil del Gobierno Nacional, del que ya hacen parte", agregó la misma fuente.

La agencia oficial ratificó que la decisión de excarcelar de forma masiva a presos de las FARC es un gesto unilateral de Uribe para buscar que esta guerrilla deje en libertad a sus rehenes, algunos de ellos con casi diez años de secuestro.

Además de ello, el gobernante ordenó, por sugerencia de su colega francés, Nicolas Sarkozy, la liberación de Rodrigo Granda, conocido como el "canciller" de las FARC y el preso más prominente del grupo insurgente en el país.

Granda fue sacado de prisión el pasado 4 de junio y el lunes viajó a La Habana, tras permanecer bajo custodia de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC).

Dejá tu comentario