Resiste Lula cambios en su nueva reforma

Mundo

Brasilia (ANSA, AFP, DPA, O Estado de S. Paulo) - Decidido a apurar los tiempos de su segunda gran reforma estructural, la tributaria, el gobierno de Brasil planea presentar mañana al Congreso brasileño el proyecto respectivo y, saliendo al paso de presiones de gobernadores e importantes líderes parlamentarios, se declaró decidido a defender algunos aspectos innegociables.

La intención del presidente Luiz Inácio Lula Da Silva es sostener tres puntos centrales en la norma, destinada a simplificar y ordenar el sistema impositivo: la cesión a los estados de 25% de la recaudación del impuesto a los combustibles (que el año pasado recaudó 2.400 millones de dólares), extender la validez del llamado «impuesto al cheque» -7.000 millones de dólares en 2002, que no piensa compartir con los gobernadores- y mantener un mecanismo que le permite al gobierno gastar recursos públicos a discreción.

Estos son, precisamente, puntos que los gobernadores pretenden modificar. En ese sentido, se deben entender las declaraciones de ayer del presidente del Senado, el ex presidente José Sarney, quien es también aliado del gobierno.

«El Senado desea participar más en las discusiones», dijo Sarney, quien añadió que la recaudación impositiva -que representa 37% del Producto Bruto Interno (PBI)- debe «ser compartida» entre los estados y la Unión, lo que será una vía para reducir las desigualdades entre las diferentes regiones.

El ex mandatario (1985-1989) señaló con respecto a las reformas que no son un problema del gobierno, «sino una necesidad del país» y agregó que éstas deben ser aprobadas antes de fin de año.

Otro ex presidente,
Itamar Franco (1992-1994), quien asumirá como embajador en Italia, criticó a su aliado Lula y le pidió «un cambio del rumbo económico y social porque, si no lo hace, va a ser una decepción». Franco fue hasta el 1 de enero gobernador de Minas Gerais, uno de los más importantes estados de Brasil. Aunque no aludió a la reforma tributaria y expresó una crítica general al gobierno, para analistas, ése es el fondo de la puja.

«La reforma es simple, y los principales puntos ya fueron acordados con los gobernadores», dijo el líder del gobierno en el Congreso, diputado
Aldo Rebelo.

Dejá tu comentario