Brasil: llenar un tanque de nafta cuesta el 33% de un salario mínimo

Mundo

La crisis de precios del combustible atiza la guerra entre Petrobras y el presidente Jair Bolsonaro, que defiende ahora la privatización de la empresa.

La crisis del precio de los combustibles en Brasil, una de las principales críticas al gobierno de Jair Bolsonaro y un tema que irrita al presidente ultraconservador, llegó a límites impensados: para llenar un tanque de nafta un brasileño debe destinar el equivalente al 33% de un salario mínimo.

Actualmente en Brasil un litro de combustible cuesta 7,28 reales, es decir 1,53 dólares. Según proyecciones de la agencia Bloomberg, llenar un tanque de 55 litros cuesta a un brasileño el 33% del salario mínimo.

En comparación, en Estados Unidos hacerlo equivale el 6% del salario mínimo.

En Argentina, el porcentaje de un salario mínimo destinado a poder llenar un tanque de nafta asciende al 18%, según las mismas estimaciones.

El tema del precio del combustible se ha vuelto el principal escollo en la agenda económica del gobierno de Jair Bolsonaro, quien se ha manifestado varias veces en contra de la política de precios de Petrobras.

La semana pasada, el presidente –que busca la reelección en octubre- echó al presidente de la gigante estatal petrolera y lleva meses criticando que la empresa ajuste los valores de venta al público al precio internacional.

El martes, el gobierno inició el pedido para que Petrobras sea sumada al listado de empresas que forman parte del plan de privatizaciones que lidera el Ministerio de Economía.

Se trata de la forma en que Bolsonaro espera separar a su gobierno de la responsabilidad de los precios del combustible. Petrobras es controlada mayoritariamente por el Estado brasileño, pero también posee accionistas privados.

Dejá tu comentario