19 de junio 2006 - 00:00

Sodano: ''Dejaré el cargo cuando el Papa quiera''

Benedicto XVI junto al cardenal Angelo Sodano el 19 de abril de 2005 durante su asunción como Pontífice.
Benedicto XVI junto al cardenal Angelo Sodano el 19 de abril de 2005 durante su asunción como Pontífice.
Roma (EFE, AFP, ANSA) - El secretario de Estado vaticano, cardenal Angelo Sodano, dijo ayer: «Los años pasan para todos y espero poder transmitir a otros mi dicasterio, cuando el Papa lo quiera». El purpurado argentino comentó así las versiones de su inminente sustitución con la llegada del cardenal Tarcisio Bertone, actual arzobispo de Génova y ex brazo derecho de Joseph Ratzinger en la congregación para la doctrina de la fe, ex Santo Oficio.

Confirmado por Benedicto XVI, tras su elección, el cardenal Sodano ocupa el cargo desde hace tres lustros. «A fin de mes serán 15 años desde cuando el papa Juan Pablo II me nombró secretario de Estado, sucediendo a la gran figura de mi maestro, el cardenal Agostino Casaroli», declaró el purpurado en una entrevista al «Eco de Bérgamo».

«Los años pasan para todos y espero poder transmitir a otro mi dicasterio, cuando el pontífice lo decidirá.» «Veo que algún colega suyo periodista es un poco inquieto y siempre a la búsqueda de novedades», agregó.

Según trascendió, el nombramiento de Bertone se demora a causa de divergencias en la Santa Sede. Las diferencias surgieron entre quienes se inclinan por una personalidad proveniente de la diplomacia vaticana y aquellos que prefieren una figura de características pastorales, como Bertone.

El pontífice tomó la decisión de designar al arzobispo de Génova, de 71 años, nuevo secretario de Estado, pero el aplazamiento de la firma del nombramiento bloquea la reforma de la curia romana que Ratzinger quiere llevar adelante.

En las últimas semanas circularon en la curia los nombres de otros dos candidatos, que sin embargo no hicieron cambiar de idea al pontífice. Uno de ellos es el prefecto de la congregación para los obispos, Giovanni Battista Re, de 72 años; el otro es el arzobispo de Toledo y primado de España, Antonio Cañizares Llovera, de 60. Ratzinger, poco influenciable, probablemente antes de su viaje a Valencia, España, del 8 al 9 de julio, comunicará oficialmente su elección, pero su intención es escuchar todas las voces y hacer que toda elección sea aceptada sin resentimientos, escribió la prensa. La decisión de Benedicto XVI será comunicada a los directos interesados sólo dos días antes del anuncio oficial.

Bertone desmintió indirectamente las versiones de prensa según las cuales será el próximo secretario de Estado. «Estoy bien radicado en la ciudad, y todos los rumores que se reiteran y que son novelados por algunos periodistas fantasiosos o encarnizados no me interesan», declaró el purpurado.

Bertone, nacido en Piamonte, norte de Italia, es un experto en derecho canónico. Conocedores en temas vaticanos afirman que no es diplomático, pero sí un buen ejecutor de las decisiones que puedan llegar del apartamento papal.

Por otra parte, «Affari Italiani» on line escribió que «no es un misterio que el actual pontífice y el saliente secretario de Estado, una especie de premier vaticano, no se tienen mucha simpatía».

El Papa, tras haber comenzado a remover personajes «destacados, trasladado o promovido (como Stanislaw Dziwisz, secretario de Juan Pablo II, o el cardenal Crescenzio Sepe, 'promovido' a Nápoles), está procediendo a la reforma de la curia», según el cotidiano on line. En primer lugar, «de todos los hombres, luego seguirá una medida con la que unirá algunos consejos pontificios y podría reducir el personal vaticano», dijo ese medio de prensa.

Dejá tu comentario

Te puede interesar