Larreta pone a prueba hoy su plan escolar con apertura de aulas

Política

El jefe porteño buscó diferenciarse con inicio anticipado, aunque algunas provincias ya empezaron el ciclo escolar. Habrá modalidades distintas según los establecimientos. La rotación de grupos por turnos, una de las maneras de funcionamiento, complica la organización familiar.

Una de las principales apuestas del jefe de Gobierno, comenzará su prueba hoy con la apertura de las aulas en su primera etapa que se irá completando semana a semana. Un protocolo minucioso para la prevención de coronavirus también hará su ensayo mientras que la principal dificultad estará dada en conocer si realmente todos los establecimiento escolares, privado y públicos de la Ciudad de Buenos Aires pudieron organizar las aulas para cumplir con los principales requisitos sanitarios de distanciamiento de por lo menos 1.5 metros entre alumnos y una ventilación eficientes en los salones de clases.

La Ciudad no es el único distrito que reinicia hoy la actividad educativa y tampoco la anticipación del calendario es su exclusividad. También abren las escuelas hoy la provincia de Jujuy, y refuerzan saberes en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Santiago del Estero, mientras que ya comenzaron en Mendoza, San Juan y Córdoba (ver Ámbito Nacional).

Los colegios porteños que debutarán hoy con presencialidad en pandemia lo harán solamente para el Nivel Inicial que abarca a niños de 45 días a 5 años de edad, incluyendo la Modalidad de Educación Especial; para el primer ciclo del Nivel Primario y de la Modalidad de Educación Especial y para el Ciclo Básico y primer ciclo de la Modalidad Técnico Profesional, de Nivel Secundario.

La organización de las aulas correspondió a cada escuela de acuerdo a su infraestructura. De esa manera no habrá un reglamento unificado, pero la asistencia será obligatoria. En escuelas de doble escolaridad la modalidad que predominó para la organización de los grupos fue la de dividirlos en dos generando dos turnos de tres o cuatro horas. En muchos casos se dispuso que esos turnos fueran rotativos. Es decir, que la mitad de los niños de un aula concurran por la mañana y la otra mitad por la tarde, invirtiendo los horarios cada quince días. Se cree que complica la organización familiar en ese sentido, pero se ensayará lo más conveniente. Además habrá excepciones para docentes que integren grupos de riesgo y para s estudiantes que formen parte de alguno de esos grupos, embarazadas o mayores de 60 años o que convivan con una persona perteneciente a dichos grupos. Podrán no concurrir a las aulas y en el caso de los estudiantes se les brindarán alternativas remotas, de acuerdo al protocolo porteño.

El barbijo será obligatorio durante la permanencia en los colegios a partir de los cinco años de edad pero los docentes usarán también máscaras. Correrá el alcohol en gel y el propio ingreso al establecimiento tendrá su protocolo. El Gobierno porteño dispuso que la entrada a las escuelas se haga por grupos cada diez minutos con la idea de evitar concentraciones de padres y escolares. Además, anunció ayer la desinfección de veredas y calles, las cuales se podrán cortar para ampliar el espacio de la entrada a las escuelas.

A los niños se les medirá la temperatura al ingresar y se les hará limpiar las manos con alcohol en gel, entre otras medidas. Habrá además consignas específicas para las clases especiales como de música, educación física y otras.

Mientras, gremios que representan a los docentes preparan medidas de rechazo al inicio escolar en la Ciudad por considerar que hay establecimiento que no cuentan con condiciones para eso. Solo dos de las 17 agrupaciones porteñas del sector hay manifestado medidas. Ademys, que se considera de menor impacto directamente hará paro, mientras que la UTE-Ctera llama a jornadas de protesta pero con concurrencia al desempeño de las tareas docentes, en principio.

En otro sentido, en los tres centros de testeos para docentes, desde el 8 de febrero hasta el lunes por la noche concurrieron 10189 de los cuales 61 resultaron positivo en la prueba de coronavirus.

Dejá tu comentario