Fiscales piden indagatoria a Nieto, Arribas, Majdalani y a todos los agentes del grupo Súper Mario Bros

Política

Solicitaron la comparecencia del ex secretario privado de Macri a partir de las pruebas recolectadas en la causa principal por tareas de inteligencia clandestina de la AFI durante el gobierno de Cambiemos.

Los fiscales a cargo de la causa por espionaje ilegal que se tramita en Lomas de Zamora pidieron la indagatoria del ex secretario del presidente Mauricio Macri, Darío Nieto a partir de las pruebas recolectadas en la causa principal por tareas de inteligencia clandestina de la AFI durante el gobierno de Cambiemos. Su teléfono celular, cuyo contenido fue en parte revelado por Ámbito, es una de las piezas fundamentales que motivan el llamado de los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide que ahora deberá validar el juez Juan Pablo Augé.

A su vez, se solicitó que sean nuevamente indagados los extitulares de la AFI Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, además de los espías integrantes del grupo “Súper Mario Bros”. A todos se los involucra en el expediente principal que investiga espionaje a políticos, jueces, dirigentes y personalidades.

La nómina de espías sobre los que la fiscalía pide que sean nuevamente indagados contiene a Alan Ruiz, Leandro Araque, Facundo Melo, Jorge “Turco” Sáez, Emiliano Matta y la exsecretaria de documentación presidencial Susana Martinengo. Además, solicitaron lo mismo para Diego Dalmau Pereyra, Gustavo Marcelo Cicarelli, Jonathan Nievas, Andrés Patricio Rodríguez, Javier Bustos, Daiana Baldasarre, Jorge Ochoa, Mariano Flores, Dominique Lasaigues, María Belén Sáez, Juan Carlos Rodríguez, Mercedes Funes Silva y Martín Terra, amigo de Arribas, Denise Aya Tenorio y María Andrea Fermani en la nómina que involucra también el capítulo de espionaje penitenciario que tal como informó Ámbito se reactivó en los últimos días con los allanamientos dispuestos por la justicia. Todos habrían “conformado una organización criminal construida desde el propio aparato del Estado Central, en especial desde el Poder Ejecutivo Nacional y una de sus dependencias directas, la Agencia Federal de Inteligencia”, precisaron los fiscales Incardona y Eyherabide.

A partir de un dictamen de más de 190 carillas, se relataron los hechos atribuidos a esta organización que tuvo múltiples víctimas, entre ellas, Cristina de Kirchner y Horacio Rodríguez Larreta, además de dirigentes del PJ, referentes eclesiásticos, diputados, gobernadores y periodistas. Detallaron la existencia de varios grupos de Whatsapp: Súper Mario Bross, Grupo Pilar, Grupo Argentina, Grupo LS Tres, y Grupo Cueva en los cuales los espías intercambiaban mensajes respecto a varios “objetivos”. Entre ellos, como publicó este medio el domingo pasado, la responsabilidad de Arribas, Majdalani y Alan Ruiz sobre el espionaje contra Salvatore Pica y Florencia Macri, hermana del expresidente. La calificación provisoria respecto a sus roles los ubica, junto a Dalmau Pereyra a la cabeza de la asociación ilícita dedicada al espionaje político.

Respecto de Nieto, a quien desde Cambiemos se le hizo una defensa política y pública, la justicia lo encontró relacionado a varios informes de inteligencia que fueron elevados por Martinengo respecto a la actividad de los mapuches y sobre todo los relativos a supuestos incidentes que se preparaban en diciembre de 2017 con la reforma previsional. Esas comunicaciones entre Martinengo y los espías Araque y Sáez terminaron comprometiendo a Nieto, considerado el jefe formal de la exsecretaria de documentación presidencial que recibía a los espías en Casa Rosada.

La cuestión también abarca el espionaje al presidente de la Corte Suprema Carlos Rosenkrantz a partir de lo que fue el interés de los espías por obtener los registros respecto a la imagen del juez de la Cámara Federal Martín Irurzun y del operador judicial Fabián Pepín Rodríguez Simón tomando un café en un bar.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario