Majdalani por espionaje: "No soy jefa de la banda" (en días, los procesados)

Política

Negó haber dado o recibido órdenes ilegales, tener conocimiento de la tarea de los espías. Habló de "cuentapropismo". Cerró ronda y juez decide.

La exsubdirectora de la AFI Silvia Majdalani negó ayer ser la jefa de una asociación ilícita y rechazó responder preguntas tras realizar una exposición en la causa de espionaje ilegal cometido durante el macrismo. Se mostró como una víctima de una “persecución política” ante el juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Augé.

Por videoconferencia, Majdalani, de 61 años, desconoció la competencia del juez de Lomas de Zamora y de los fiscales, y calificó de falsas las acusaciones de espionaje sobre su persona. “Me fui de la AFI con la convicción del deber cumplido”, aseguró la ex “8” al magistrado.

“Jamás utilicé la estructura del Estado para cometer un delito, jamás di ni recibí una orden para hacer algo ilícito y fuera de la ley. Nunca supe que existiera espionaje ilegal o espionaje político”, enfatizó Majdalani tras reconocer que “pudo haber existido cuentapropismo, o algún autoemprendimiento y es así en cualquier institución”. No hizo nombres sobre su apreciación.

Tras hacer un repaso de su curriculum en la función pública se quejó porque, según ella, se quiere plantear que en la AFI existió una banda de delincuentes. “Yo no puedo permitir que se ningunee, que se falte el respeto al trabajo serio de tanta gente”, expuso la exsubdirectora del organismo.

“Estoy acusada solo por dimes y diretes”, descargó Majdalani tras señalar que “de ninguna manera hubo una banda de delincuentes en la AFI” dirigida por Gustavo Arribas durante el gobierno de Mauricio Macri.

En su exposición dijo que “jamás” utilizó su cargo para cometer un delito, que “jamás” dí ni recibí una orden para cometer algo ilícito. “Nunca supe que existiera espionaje ilegal mientras conduje la subdirección de la AFI”.

Negó conocer a la mayoría de los agentes que integraron el grupo Super Mario Bros, y aseguró que nunca participó en esos cinco grupos de WhatsApp que da cuenta la investigación.

A pesar de que las declaraciones de exagentes que la comprometen, Majdalani dijo que está acusada por testimonios de testigos reservados que “fueron presionados para declarar”. No debería haber testigos reservados, expresó.

“Dijo la 8, ¿eso es una prueba?”, se preguntó para refutar las declaraciones que la sindican como quien bajaba las ordenes de espionaje. “Es una barbaridad”, aseguró.

Leyó uno por uno los nombres que figuran en los legajos de prueba como víctimas del espionaje, y rechazó haber dado alguna orden para espiarlos.

“Es falso que yo haya dado órdenes o tenido conocimiento de espionaje” sobre Cristina Kirchner, Hugo y Pablo Moyano, el juez Martín Irurzun, Horacio Rodríguez Larreta, Nicolás Massot, Emilio Monzó, la comunidad mapuche, y así enumeró a cada una de las víctimas de espionaje.

También se refirió a las filtraciones de la causa, porque, según Majdalani, se puso en riesgo la vida de muchos agentes, de sus familias y se puso en “ridículo” a la Argentina. “Es un tema gravísimo”, concluyó. Esa jugada se atribuye como un intento de esmerilar a los fiscales del caso.-

“El daño que se hizo, hoy es internacional. No van a tener más respeto por la AFI, que nos costó insertar, quien va a reparar eso. Primero está la patria, después vemos.

Majdalani afronta una situación complicada. Ya está procesada junto a Arribas por el espionaje a Cristina de Kirchner y al Instituto Patria ocurrido en 2018, y además está imputada en otras causas como la que lleva adelante el juez de Dolores Alejo Ramos Padilla.

Ahora Augé con anuencia de los fiscales puede disponer el procesamiento de todos los indagados, sobre los que se descarta que avanzará la justicia. Sería el segundo procesamiento para la excúpula de la AFI, el primero para el grupo de 22 espías y el primero también para Susana Martinengo y para el secretario de Mauricio Macri, Darío Nieto.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario