La justicia francesa autorizó la extradición del represor Sandoval

Política

La justicia francesa autorizó este miércoles la extradición al país del represor Mario Alfredo "Churrasco" Sandoval, acusado de crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar.

La decisión, que puede ser dilatada, la adoptó el juez del tribunal de Apelación de París, Jean Bartholin. En su fallo, el magistrado se declaró "favorable" al pedido tramitado desde la Argentina, pero sólo en el caso de la desaparición del estudiante de arquitectura Hermán Abriata, tal como lo exigió el fiscal Jean-Charles Lecompte. No fueron tomados en cuenta otros aberrantes crímenes de los que Sandoval fue acusado por considerarlos "prescriptos" o que no pueden ser imputados solamente al Sandoval, a título personal. La querella apuntaba contra Sandoval por su responsabilidad en la privación ilegitima de la libertad y tortura contra 602 víctimas, en la mega causa ESMA a cargo del juez Sergio Torres.

Sin embargo, si prospera la extradición, solo sería enjuiciado por el secuestro y la desaparición de Abriata, detenido en la casa de sus padres el 30 de octubre de 1976, cuando tenía 25 años, luego trasladado a la Escuela Superior Mecánica de la Armada (ESMA). A través de su abogado Bertrand Lampidés, Sandoval negó estar implicado en esa desaparición.

Según revelaron fuentes vinculas al caso, el represor tiene un plazo de cinco días para presentar un recurso ante el Tribunal de Casación., aunque no podrá apelar la medida. Cuenta con el beneficio de recurrir las formas del proceso, con lo que el policía argentino devenido en Francia académico y experto en inteligencia económica, solamente podría demorar su eventual extradición.

En caso de que se confirme la expulsión de Francia, correspondería al primer ministro francés Manuel Valls emitir una orden de extradición, que puede, a su vez, también puede ser objetada con algún tipo de recurso judicial ante el Consejo de Estado galo. Es que "Churrasco" es formalmente francés desde 1994, cuando le dieron la nacionalidad europea.

La presidenta de la asociación Colectivo Argentino por la Memoria, Alicia Krueger, admitió que la decisión no es definitiva, pero destacó que para los organismos de derechos humanos "es un paso decisivo el que se ha logrado, con el pedido de extradición".

"Estamos totalmente satisfechos, pero esperamos que pase el plazo de cinco días para ver si presenta un recurso en casación, y vamos a quedar a la espera" y seguir atentos, agregó la defensora de DDHH.

En la última audiencia judicial Sandoval rechazó las acusaciones y alegó que es "víctima de violación de derechos humanos" y de "persecución política" en su país, la Argentina.

Integrante de la Policía Federal, Sección de Asuntos Políticos, durante la dictadura, Sandoval, apodado "Churrasco", se especializó en esos años en la lucha contra los "elementos subversivos", según da cuenta un comunicado de la FIDH. Tras el final de la dictadura, llegó a Francia, donde obtuvo la nacionalidad francesa y se desempeñó como experto en inteligencia económica y mostró una rápida reconversión al formar parte del Instituto de Altos Estudios de América Latina (IHEAL), de La Sorbonne Nouvelle, y de la Universidad de Marne-la-Vallé en las afueras de París.

002

Según el fiscal de instrucción, Eduardo Taiano, reveló que Abriata, que pertenecía al grupo de unión de scouts católicos que funcionaba en el Colegio Eymar de San Martín, fue privado ilegítimamente de su libertad con violencia, abuso de funciones y sin las formalidades prescriptas por la ley, por un grupo de personas armadas vestidas de civil, el 30 de octubre de 1976, en su domicilio de la Avenida Elcano 3235 de la Capital Federal.

Posteriormente, fue llevado a una "quinta" y, aproximadamente a fines de noviembre, fue trasladado a la ESMA, donde permaneció clandestinamente detenido bajo condiciones inhumanas de vida (encapuchado con una capucha de color gris, engrillado, esposado, bajo las paupérrimas condiciones generales de alimentación, higiene y alojamiento que existían en el lugar) y fue torturado.

Además, le habrían adjudicado el número "002" y en una oportunidad fue sacado del "Altillo" y sometido a un interrogatorio por una pareja, hombre y mujer, que decían conocerlo de la Facultad de Arquitectura de la UBA. Antes de marzo de 1977 habría sido trasladado al centro clandestino de detención que funcionaba en la calle Azopardo, de la Capital Federal y desde ese entonces permanece desaparecido.

Dejá tu comentario