Alberto recibió a Grindetti y articula para destrabar ley impositiva de Kicillof

Política

Es el segundo intendente del PRO que atiende en menos de una semana. El Presidente articula con la oposición para despejarle las negociaciones a Kicillof por la ley impositiva.

Política de proximidad con los intendentes de la provincia de Buenos Aires. La doctrina nestorista de trato preferencial a los jefes de los territorios es ahora aplicada por Alberto Fernández, no sólo con los alcaldes del Frente de Todos. El Presidente abrió su agenda de verano con la visita del jefe comunal de Lanús, Néstor Grindetti, acercado hasta el despacho presidencial por Julián Leunda, vicejefe de asesores designado ya de manera oficial en el Boletín Oficial.

El encuentro con Grindetti, uno de los referentes del foro de intendentes de Juntos por el Cambio junto a Jorge Macri, no fue el primer gesto de acercamiento de la Casa Rosada a los alcaldes opositores. La semana pasada, como había anticipado Ámbito, Alberto Fernández se subió a una combi junto a Leunda y Matías Kulfas para ir hasta Tres de Febrero, donde manda otro jefe comunal del PRO, Diego Valenzuela.

Allí visitó una PyME tras anunciar la suspensión de medidas cautelares sobre este sector de la producción. La bajada de Alberto al conurbano coincidió además con la reunión que, en paralelo, Axel Kicillof mantenía en La PLata con los intendentes de Juntos por el Cambio para intentar destrabar el tratamiento de la ley impositiva que naufragó en el Senado bonaerense, donde ostenta mayoría de bancas María Eugenia Vidal, por falta de quórum.

Pero existen también otros movimientos debajo de la superficie que tienden puentes entre Alberto y la oposición de la provincia de Buenos Aires. Leunda desayunó la semana pasada con Gustavo Posse, de San Isidro, quien se expresó a favor de llegar a un acuerdo con Kicllof para aprobar la nueva ley impositiva. La política “anti grieta” se proyecta también sobre el principal distrito electoral del país donde el gobernador necesita apoyo político de Nación para blindar su gestión.

Grindetti es el principal referente del macrismo en la tercera sección electoral de la provincia. Retuvo su municipio después de un traspié ante Edgardo Depetri en la PASO de agosto y tiene trato directo también con Martín Insaurralde. Con Alberto se conocen desde que el ahora alcalde de Lanús ejercía como Ministro de Hacienda de Mauricio Macri cuando el actual Presidente trabajaba como jefe de gabinete de Néstor y Cristina Kirchner. En la reunión que se inició en la oficina de Leunda, longa manu operativa de Juan Manuel Olmos, y continuó en el despacho presidencial, Grindetti valoró la disposición al diálogo del Presidente y el trato igualitario recibido en relación a los intendentes del PJ.

La coyuntura de la Legislatura bonaerense apenas rozó el encuentro pero el jefe comunal del sur del conurbano se mostró dispuesto a arribar a una solución para que Kicillof apruebe la ley impositiva. Grindetti fue tal vez el intendente con más peso en el legislativo de la provincia al ubicar a Adrián Urreli como vicepresidente tercero de ese órgano en un sistema de triple firma junto a Federico Otermín y Carlos “Cuto” Moreno.

“Fue una reunión no programada. Fui a verlo a (el vicejefe de asesores) Julián Leunda, porque lo conozco hace mucho tiempo. Estábamos tomando un café y me ofreció pasar a saludar al Presidente, cosa que obviamente acepté”, relató Grindetti a la prensa. “Lo saludé y charlamos un rato pero no hubo ningún tema específico. Hablamos de cómo estaba Lanús, el trabajo que venimos haciendo, en qué cuestiones tenemos vinculación con el Gobierno nacional, pero nada concreto ni programado”, agregó el intendente.

Además, recordó su vínculo previo con el jefe de Estado: “Al Presidente lo conozco de cuando yo fui Ministro de Hacienda (de la Ciudad) y él era jefe de Gabinete nacional. Siempre hemos tenido un trato muy cordial”.

El intendente de Lanús aseguró además que los intendentes de Juntos por el Cambio están en diálogo con la exgobernadora, María Eugenia Vidal, por la ley impositiva que propone Kicillof. Sobre la ley que propone el nuevo oficialismo, Grindetti remarcó la necesidad de hacer todos “el esfuerzo de tener un punto de encuentro”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario