21 de febrero 2024 - 10:40

"El cumplimiento de la regla fiscal deriva en la calificación crediticia más alta de la historia de Uruguay", afirmó Arbeleche

La ministra de Economía y Finanzas presentó por cuarto año consecutivo los resultados fiscales y macroeconómicos del gobierno, y destacó la consolidación de los objetivos del gobierno.

Azucena Arbeleche, ministra de Economía y Finanzas de Uruguay.

Azucena Arbeleche, ministra de Economía y Finanzas de Uruguay.

La ministra de Economía y Finanzas (MEF) Azucena Arbeleche realizó la presentación anual sobre la situación fiscal y las perspectivas macroeconómicas que proyecta el gobierno para el año en curso para Uruguay, y aseguró que "el gobierno en 2023 bajó impuestos y se cumplieron las metas fiscales dentro de la regla fiscal".

Como es ya habitual por parte de esta gestión de gobierno encabezada por el presidente Luis Lacalle Pou, el MEF presentó el balance fiscal y presupuestario correspondiente al 2023, dos aspectos claves a las puertas del último año de la administración de la actual Coalición Multicolor al frente de la República. Las proyecciones para el 2024 también fueron un componente fundamental en el informe de la jerarca.

Con las noticias del aumento del poder adquisitivo y el salario real, la mejora del empleo, el control inflacionario sostenido con ocho meses consecutivos dentro del rango meta y, más recientemente, el cierre del déficit fiscal del Gobierno Central - BPS 2023 en torno al 3,2%, cumpliendo efectivamente con las cifras comprometidas en 2022 y, aún más importante, encaminándose hacia el cumplimiento de la regla fiscal también en el 2023 —a pesar de fuertes momentos de dudas sobre este objetivo durante el año, cuando el déficit rondó en torno al 4% del Producto Bruto Interno (PBI)—; el MEF confirma el buen rumbo de la economía uruguaya en un contexto de dificultades internas y externas.

Embed

En este sentido, y tal y como ya preveían los analistas, el gobierno logró cumplir por cuarto año consecutivo la Regla Fiscal comprometida. Un dato no menor ante lo que se avecina como un año electoral complejo y desafiante por las metas ambiciosas planteadas y la trayectoria fiscal que, inevitablemente, se meterá en campaña.

“Hubo un cumplimiento total de la Regla Fiscal y dentro del cumplimiento de la regla fiscal, se bajaron impuestos y se aumentó el gasto”, afirmó Arbeleche en la presentación, donde confirmó que el déficit fiscal tuvo un resultado corriente del 3,3% del PBI al cierre del 2023, "totalmente alineado con la estimación".

Respecto de cada uno de los tres pilares, "el marco con el que se debe cumplir el verdadero comportamiento del gobierno", la titular del MEF detalló los resultados: en el caso del primer pilar, el resultado fiscal estructural, informó que éste fue del -2,7% del PBI —en línea con la estimación oficial del equipo económico. En cuanto al tope de gasto, situado en el 2,1%, hubo una variación real efectiva del -0,4%, marcado principalmente por la disminución de la categoría Egresos Covid que, a fines del 2022, seguían siendo importantes —mayormente por la compra de vacunas. "Sin estos egresos, el aumento es del 1,5%. No hubo una contracción en lo que son los gastos sin considerar el efecto Covid", aclaró Arbeleche, dando cuenta de que no hubo un recorte en otras áreas en función de cumplir con el objetivo de gasto.

Finalmente, el pilar de tope de deuda —2.200 millones de dólares aprobados inicialmente que, luego, fueron ampliados legalmente a 2.864 millones de dólares en el marco de la emergencia hídrica— también se cumplió: el gobierno cerró el 2023 con una deuda neta de 2.424 millones de dólares que, a su vez, representó un 53,5% del PBI. Al respecto, la estimación había sido situada en el 52,2%, pero la ministra de economía explicó que la diferencia se debió a que la deuda se mide en términos del producto, el cual fue menor al esperado por la menor inflación y el menor crecimiento efectivos.

"Los tres pilares de la regla fiscal fueron cumplidos por cuarto año consecutivo, y junto con el escenario económico positivo deriva en que tenemos la calificación crediticia más alta en lo que es la historia de Uruguay. Por encima del nivel mínimo de grado inversor. Y si dejamos de lado lo que es la metodología y vamos a lo que es el precio que poner el mercado, quien compra el bono de Uruguay, el spread está en un mínimo histórico, por debajo de los 100 puntos básicos", señaló Arbeleche.

Resultado fiscal Uruguay 2023.png
El gobierno uruguayo cumplió la Regla Fiscal por cuarto año consecutivo.

El gobierno uruguayo cumplió la Regla Fiscal por cuarto año consecutivo.

Un 2023 de consolidación

En primer lugar, Arbeleche realizó un balance de las cifras que caracterizaron el 2023, donde destacó el crecimiento económico registrado no solo durante el año sino en relación al 2019, época de prepandemia.

Entre los números destacados estuvo el aumento del nivel de la actividad económica, que cerró en un 3,6% más que en 2019 y se mostró consistente durante el año pasado con la proyección realizada por el MEF de un incremento del 0,5% del PBI —estimación que será confirmada por el Banco Central del Uruguay (BCU) en los próximos días. Asimismo, las exportaciones de bienes y servicios crecieron un 4,5% respecto de la prepandemia, y la inversión total —pública y privada— resultó en un 20% mayor, incluso con la finalización de grandes obras como la de UPM II.

La mejora en los niveles de empleo fue un punto especialmente destacado por la ministra como "fruto del diseño de una política pública" en la que se priorizó la recuperación de los puestos de trabajo perdidos tanto en la administración del Frente Amplio como durante la pandemia.

"La evaluación de la política económica se tiene que hacer con la creación de empleo", señaló antes de anunciar que, durante el 2023, hubo 37.000 personas más trabajando. Esta cifra la comparó con lo 52.600 puestos de trabajo perdidos durante el gobierno frenteamplista y el impacto negativo en el sector laboral durante la crisis generada por el Covid-19. "Desde el 2019 al 2023 tenemos 76.100 ocupados más", confirmó la jerarca.

En la misma línea, resaltó también la mejora del salario real como segunda etapa de este proceso, y apuntó al crecimiento del 4% durante el año pasado, del 2% respecto de los niveles de prepandemia. En la consolidación de este objetivo incluyó, fundamentalmente, la baja de la inflación y la rebaja de impuestos —particularmente, el impacto de la reducción en el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que significó un aumento del 0,5% en el salario real— que contribuyeron a incrementar los ingresos en los hogares.

"Luego de enfrentar en estos cuatro años la pandemia, un escenario internacional con guerra, crecimiento bajo e inflación alta, un escenario realmente adverso en una región con gran inestabilidad y con la peor sequía de los últimos 100 años, lo que vemos es que se ha consolidado el proceso de creación de empleo, hemos disminuido significativamente la inflación, aumentado el salario real de los trabajadores y aumentado el ingreso de los hogares. Y todo esto nos lleva a una mejor calidad de vida para los uruguayos, a que los uruguayos tengan más oportunidades y a que, en definitiva, tengan mayor libertad", concluyó Arbeleche en el balance 2023.

"Un quiebre en la forma de hacer política económica"

Arbeleche también se refirió al aumento del gasto que se llevó a cabo durante el año, haciendo énfasis en dos gastos específicos que asumió el gobierno en 2023: los recursos asignados en el marco de la emergencia hídrica —52 millones de dólares— y aquellos destinados a los comercios de frontera ante la situación de la crisis por la diferencia cambiaria con Argentina.

"Lo que ocurría en el pasado era que cada gasto se financiaba con más impuestos", señaló la titular del MEF y aseguró que "este manejo de la política es diferente, se quiebra con esa lógica de más gastos, más impuestos. Aumentaron los gastos, dentro de la regla fiscal, pero se bajaron los impuestos". En esta línea, insistió en que "la rebaja de impuestos es más libertad para las personas, que es un concepto que el presidente repite una y otra vez".

"Se asignaron recursos que se vuelcan hacia la sociedad. Tener una regla fiscal no significa no aumentar el gasto, significa hacerlo dentro de parámetros que nos hacen estar ordenados. Es el dinero de la gente y lo tenemos que cuidar", consideró.

Perspectivas 2024

Finalmente, la ministra de Economía y Finanzas delineó las proyecciones que desde la cartera realizan de cara a este año: un crecimiento del PBI en torno al 3,5%; un mercado laboral que continuará dinámico y espera tener 14.000 personas más ocupadas; y una inflación del 4,9% al cierre del año.

En cuanto a las proyecciones fiscales, el déficit fiscal esperado es del 3% —el ajuste responde a la menor inflación esperada en el año—; mientras que sobre los pilares de la Regla Fiscal, estos quedaron fijaron en un resultado estructural del -2,9%, un tope de gasto con una variación efectiva del 2,8% y un tope de endeudamiento que se mantuvo en 2.300 millones de dólares.

Dejá tu comentario

Te puede interesar