18 de julio 2023 - 12:32

El dólar se consolida en la franja de los $38 a pesar de los factores que retienen la suba

Tras un junio negro, el dólar mantiene un saldo positivo en lo que va de julio, si bien la variación interanual es del 9,64% a la baja.

El dólar volvió a subir en Uruguay, y se consolida por encima de los $38.

El dólar volvió a subir en Uruguay, y se consolida por encima de los $38.

Foto: Pixabay

El dólar en Uruguay avanza en julio con una variación que se mantiene positiva a pesar de algunos retrocesos significativos como el del viernes, pero sigue generando incertidumbre respecto de si logrará recuperar la baja del 5,03% que lleva en este 2023.

El dólar comenzó la semana con una suba del 0,08% respecto de la jornada del viernes —que había cerrado un 0,44% a la baja— y cotizó a 38,055 pesos, según los datos oficiales del Banco Central del Uruguay (BCU). Con este comportamiento, la moneda estadounidense parece consolidarse en la franja de los 38 pesos tras varias semanas de junio en la marca de los 37 pesos; y acumula un saldo positivo del 1,73% en lo que va del mes.

Si bien es modesto el aumento en comparación con la depreciación en relación al cierre del 2022 (5,03% a la baja), y más aún si se compara en términos interanuales, con una caída del 9,64%, el cambio de tendencia podría fortalecerse ante una nueva baja de la inflación en julio —tras dos meses consecutivos de mejora en el Índice de Precios del Consumidor (IPC)— y el eventual nuevo recorte de las tasas de interés de referencia por parte del BCU.

Los factores que retienen al dólar

Más allá de estos datos positivos en la inflación y una menor Tasa de Política Monetaria (TPM), en el escenario actual hay otros factores que parecieran estar reteniendo el aumento del dólar o que, en todo caso, contribuyen a que éste retroceda más de lo que avanza.

El más preocupante es el comportamiento de la divisa estadounidense a nivel global, en tanto la semana pasada se debilitó a su mínimo en los últimos 15 meses. El motivo se encuentra, principalmente, en la posibilidad de que, finalmente y tras conocerse las cifras de inflación más positivas de lo esperado, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) no lleve a cabo los dos aumentos pendientes de las tasas anunciados para este año.

En ese sentido, algunos de los principales operadores del mercado dijeron que el dólar está a punto de sufrir más pérdidas a medida que se desvanece el excepcionalismo estadounidense. Por lo que es inevitable que la divisa a la baja tenga su correlato en el mercado cambiario local.

De la misma forma, y en el plano nacional, no se pierde de vista el importante ingreso de dólares a partir de las inversiones que llegan al país —con la planta de hidrógeno verde en Tacuarembó como la más grande de la historia— y las mejoras a nivel general de los indicadores macroeconómicos que respaldan la confianza en el peso y en la gestión económica del país, ya respaldada también por las agencias calificadoras más importantes.

Dejá tu comentario

Te puede interesar