21 de mayo 2024 - 16:01

El gobierno lleva a cabo su primera reunión por el conflicto de FNC

El Poder Ejecutivo creó dos mesas de diálogo para combatir la falta competitividad de la empresa y los reclamos sindicales de los trabajadores.

El gobierno intenta interceder para poner fin al conflicto con FNC.

El gobierno intenta interceder para poner fin al conflicto con FNC.

Varios ministerios llevarán a cabo una reunión con representantes de la Fábrica Nacional de Cervezas (FNC) con el objetivo de impedir o intentar llegar a un acuerdo respecto al cierre de la planta en Minas que dejaría a 150 personas desempleadas y por las cuales el sindicato reclama una respuesta, sin embargo, no fue invitado a las mesas de diálogo.

El gobierno dispuso dos mesas de diálogo para afrontar la situación de FNC. Una de ellas corresponde a trata de solucionar el problema económico de la empresa que manifiesta haber perdido competitividad en el mercado debido a las importaciones de cervezas de Argentina y Brasil, lo que provocaría el cierre de la planta en Minas.

La otra mesa de diálogo corresponde a internar dar una respuesta al sindicato de la empresa frente a la posibilidad de que 150 empleados se queden sin trabajo en caso de que se concrete el cierre. Sin embargo, el sindicato no fue invitado a las reuniones de este martes.

El encuentro con FNC estará compuesto por los principales líderes de las carteras del Poder Ejecutivo. Entre ellos, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el Ministerio del Ambiente, el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) y la presidenta de UTE.

El sindicato de FNC en huelga

El viernes pasado el sindicato de Fábricas Nacionales de Cerveza (FNC) comenzó la huelga tras el cierre de la planta en Minas. El paro estará supeditado al avance de las mesas de negociación, con la posibilidad de que se levante si hay algún tipo de acuerdo sobre los 150 puestos de trabajo en juego, según anticipó Fernando Ferreira, dirigente de la Federación de Obreros y Empleados de la Bebida (FOEB).

Ferreira calificó en rueda de prensa como "positivo" al último encuentro con la empresa y los jerarcas del MTSS, aunque aclaró: “Ninguno de estos actores, tanto empresa como sindicato, deja de lado sus medidas".

Al ratificar las medidas de fuerza, aclaró que " van a estar condicionadas a ser revisadas continuamente” y detalló: "Si los avances satisfacen a la empresa y al sindicato, se van a ir levantando las medidas de acuerdo a cómo se van dando las mesas de negociaciones".

Retorno del Imesi como una solución

La presencia del Ministerio de Ambiente se debe a que desde el gobierno analizan restablecer la devolución del Imesi por el uso de envases retornables, una medida que estuvo vigente hasta el 2021. Si bien en la actualidad llegaría con modificaciones, podría mejorar las condiciones de competitividad de FNC.

De hecho, el ministro de Trabajo, Mario Arizti, destacó este jueves el buen clima de negociación, y la voluntad de ambas partes de revisar sus posturas iniciales. El jerarca había anticipado que hay “un mes y 15 días para tratar de avanzar” y se mostró optimista: “Si avanzamos, llegamos a acuerdos, el cierre capaz no se da”.

En el aspecto laboral, Arizti mencionó al seguro de paro, un programa de reconversión laboral y la flexibilidad en convenios colectivos como alternativas.

FNC adujo problemas de competitividad

Al anunciar el cierre de la planta, Fábrica Nacional de Cervezas se refirió a “problemas de competitividad” y puso el foco en cuatro factores, entre ellos “los altos costos de producción de Uruguay en comparación con otros países de la región”.

A eso, la compañía le sumó “la creciente importación de latas de bajo costo que llegan a valores imposibles de igualar con las condiciones vigentes en Uruguay para la industria nacional”.

Finalmente, FNC deslizó como complicación “la menor escala de producción local y baja productividad”, pero también “la presión fiscal, que es especialmente distorsiva en cervezas retornables”, a la vez que señaló una capacidad ociosa de más del 50%, que torna la situación “insostenible”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar