4 de marzo 2024 - 14:33

Luego de la tormenta, Heber aseguró que volvería a ser ministro del Interior

El ex jerarca atravesó varias tormentas durante su gestión que terminaron en su renuncia el año pasado.

Luis Alberto Heber, senador por el Partido Nacional y ex ministro del Interior. 

Luis Alberto Heber, senador por el Partido Nacional y ex ministro del Interior. 

Foto: @Luisaheber

El aumento de la inseguridad y homicidios y el escándalo del narcotraficante Sebastián Marset fueron dos de los mayores problemas que atravesó el actual senador por el Partido Nacional (PN), Luis Alberto Heber, como ministro del Interior; sin embargo, aseguró que volvería a tomar un puesto ministerial en el caso de que la Coalición Multicolor vuelva a gobernar.

El ex ministro del Interior y de Transporte y Obras Públicas aseguró que volvería sin dudas a ser ministro del gobierno. “En la actividad política uno tiene el objetivo de transformar, y el cargo ejecutivo es muy atractivo, porque se tiene la capacidad de cambiar, de construir. La discusión es en el Parlamento, y me gusta confrontar ideas, pero me gusta más hacer. Por eso el Ministerio de Transporte y Obras Públicas quizás me sentía más realizado", aseguró Heber en diálogo con Desayunos Informales.

Sin embargo, tampoco descartó que se desempeñaría también como ministro del Interior. “Al final llegué a tener una conexión con la institución policial, con los policías, que realmente me dio mucha satisfacción, el generar un equipo para los desafíos que teníamos por delante”, explicó.

“Yo a un próximo gobierno de coalición y eventualmente del Partido Nacional no le niego mi nombre a quien lo requiera para cumplir la misión que sea”, agregó y comentó que no se arrepiente de haber sido ministro del Interior, sino que asegura que fue un orgullo. Sin embargo, admitió que “indudablemente tuvo un desgaste político al frente del Ministerio del Interior”.

La presión por la inseguridad

Durante su mandato como ministro del Interior, Heber fue fuertemente criticado por su desempeño en la lucha contra la inseguridad. Incluso, el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, admitió durante su discurso en la Asamblea General del sábado que hay mucho por hacer en relación a ese tema.

A mediados del año pasado, el ex jerarca fue interpelado en el Parlamento tras el llamado de la principal fuerza opositora del gobierno, el Frente Amplio (FA) donde tuvo que dar explicaciones respecto a la seguridad. Por su parte, en ese mismo momento del año el ex ministro había recibido presión desde el Poder Ejecutivo que le exigió mejores resultados en relación a la cifra de homicidios que venía en aumento.

La gota que rebalsó el vaso

Más allá de la presión por parte de la oposición y el Poder Ejecutivo en relación a la inseguridad y el aumento de homicidios, lo que provocó la renuncia de Heber fue su relación con el escándalo del pasaporte uruguayo al narcotraficante Sebastián Marset mientras se encontraba preso en los Emiratos Árabes Unidos (EAU) por tratar de entrar al territorio con una documentación falsa.

En ese sentido, la figura de Luis Alberto Heber recibió un golpe final con la filtración de la declaración de Carolina Ache ante la fiscalía por el caso Marset, la cual mostró una serie de medidas articuladas en distintas instancias del gobierno para ocultar el conocimiento que se tenía sobre la peligrosidad del narcotraficante uruguayo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar