Boca, en un laberinto: empató en Rafaela y cada vez tiene menos margen

Deportes

Boca, líder del torneo de la Independencia, no pudo con Atlético de Rafaela, último en la tabla de promedios, ante quien igualó sin goles para volver a perder puntos importantes en la lucha por el título, donde la brecha se achica a falta de ocho fechas.

Por la jornada 21, en el estadio "Nuevo Monumental", Boca careció de argumentos ofensivos para complicar a la "Crema" y sólo pudo generar peligro cuando agarró mal parado al conjunto dirigido por Juan Manuel Llop.

De hecho, la opción más clara de todo el encuentro estuvo en los pies del mediocampista local Emiliano Romero, que reventó el travesaño de Agustín Rossi a los 35 minutos del complemento, con una volea de media distancia.

El equipo conducido por Guillermo Barros Schelotto, quedó ahora con 45 puntos en la tabla de posiciones, tres más que Newell 's, que ganó el sábado ante Aldosivi de Mar del Plata.

Después de Arsenal, el próximo fin de semana, Boca enfrentará a Estudiantes de La Plata (V), el clásico frente a River (L) y tendrá la visita a Newell´s (L), donde definirá sus aspiraciones de título.

Otra vez, como hace quince días en Liniers ante Vélez, el equipo de la Ribera saltó a la cancha sabiendo que sus perseguidores habían hecho los deberes para acercarse a la cima.

Con esto en la cabeza, Boca -otra vez- no jugó como candidato, empató con el último en la tabla de promedios y dejó escapar otros dos valiosos puntos, como la semana pasada como local ante Patronato de Paraná.



Boca no tuvo respuestas futbolísticas ni anímicas para cambiar el resultado en una cancha que siempre condiciona por sus dimensiones y donde Atlético de Rafaela complementó con esfuerzo y entrega cualquier diferencia de jerarquía.

La pelota viajó más por el aire que por el césped en los primeros 45 minutos. Dentro del trámite luchado, Boca jamás encontró la llave para complicar a su rival, que hizo su juego y se le plantó de igual a igual al puntero.

Cuando uno de los dos pudo jugar por abajo y construir una pared, llegó el primer tiro al arco del partido a los siete minutos, donde el uruguayo Rodrigo Bentancur la jugó con Fernando Zuqui, que se la devolvió y su remate no tuvo la fuerza suficiente como para generar peligro.

Ni Wilmar Barrios, ni Pablo Pérez ni Bentancur estaban finos y erraron muchos pases, cosa que aprovechó el local para robar y salir de contragolpe.

A los 26, una jugada individual de Gabriel Gudiño por la derecha del ataque paralizó los corazones de los hinchas visitantes, pero su remate se fue muy desviado.

Diez minutos después llegó la mejor para los locales, con Gudiño -una de las figuras del partido- manejando por derecha, cediendo al centro para la entrada de Kevin Itabel por el medio, que remató de una y encontró una buena respuesta de Rossi.

Del otro lado, también sobre el final, Boca tuvo la más clara de contragolpe, cuando Rossi, fundamental, sacó rápido y le dio un pase a la carrera de Cristian Pavón, quien centró desde la derecha para la entrada de Zuqui, que no pudo pararla bien y tuvo que pegarle al arco tirándose para adelante sin fuerza.

Sin argumentos.

En el complemento, Boca tuvo sólo una situación para cambiar el resultado en el complemento: fue a los catorce minutos y medio cuando hilvanaron la mejor jugada colectiva, entre Pavón y Frank Fabra por la izquierda, que el colombiano metió en forma de pase/remate al arco, donde Pablo Pérez no llegó a empujarla por el centro.

Atlético de Rafaela se dedicó a cerrar los espacios, complicar con pelotazos para Mauro Albertengo y tuvo en Gudiño a su jugador más picante, dentro de un plan que los de "Chocho" Llop llevaron a la perfección.

La bomba de Romero de media distancia que hizo temblar el travesaño de Rossi hubiese significado un premio al esfuerzo de Atlético de Rafaela, que quiere aferrarse a este punto para quedarse en Primera, ante un panorama muy complicado.

Barros Schelotto tendrá una semana para trabajar el partido ante Arsenal, donde no tendrá a Pablo Pérez suspendido y evaluará el regreso de Fernando Gago, antes de la seguidilla que definirá la temporada.

Dejá tu comentario